• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

OTAN reducirá a 12.000 efectivos su misión en Afganistán para 2014

La OTAN en Afganistán / BBC

La OTAN en Afganistán / BBC

Esta presencia limitada se podría compensar financiando durante varios años más las fuerzas armadas afganas en su nivel actual, compuestas por 350.000 soldados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La OTAN tiene previsto mantener una misión reducida, de un máximo de 12.000 efectivos, en Afganistán después de 2014, cuando concluya oficialmente la misión ISAF en ese país, según analizaron hoy los ministros de Defensa aliados.

Esta presencia limitada se podría compensar financiando durante varios años más las fuerzas armadas afganas en su nivel actual, compuestas por 350.000 soldados.

Con la vista puesta en el fin de sus operaciones de combate a finales de 2014, los ministros de Defensa aliados, reunidos hoy en Bruselas, estudiaron cómo será la misión que sustituirá a ese operativo desde el 1 de enero de 2015.

Esa nueva presencia, que estará centrada en la formación de las fuerzas afganas y su asesoramiento, contará con entre 8.000 y 12.000 efectivos, según las primeras estimaciones de la Alianza.

Así lo confirmaron tanto el ministro de Defensa afgano, Bismullah Khan Mohammadi, como fuentes de varios Estados miembros.

Por ahora no hay ninguna decisión tomada, sino que esas cifras son una hipótesis de trabajo, insistieron fuentes aliadas en declaraciones a la prensa.

Está previsto que la planificación -que está en punto muerto a la espera de que Washington cierre con Kabul un acuerdo sobre la inmunidad de las tropas- comience a concretarse más en los próximos meses.

En todo caso, las cifras que se están barajando confirman la intención de la OTAN de trabajar con un contingente reducido y que en ningún caso llegará a las "decenas de miles", según las fuentes.

La actual Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), en la que junto a la OTAN participan una veintena de países, cuenta con unos 100.000 efectivos y en el momento de su máximo despliegue llegó a disponer de hasta 140.000.

La cifra tope de 12.000 efectivos para la nueva misión incluiría tanto fuerzas estadounidenses como del resto de países de la Alianza y de terceros que se presten a colaborar.

A priori, Estados Unidos podría hacerse cargo de unos dos tercios de la fuerza, más o menos la proporción que tiene actualmente en la ISAF.

Las cifras concretas, en todo caso, están por decidir, tal y como aseguró el secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta, quien subrayó que Washington prefiere mantener cierta "flexibilidad" en cuanto a los números de la futura operación.

Los ministros aliados, además, acordaron que las fuerzas de la OTAN estarán desplegadas en Kabul y en cuatro centros regionales, donde se llevará a cabo el entrenamiento de oficiales afganos y se trabajará en garantizar que las estructuras del Ejército son las adecuadas.

En paralelo a la misión de la Alianza, Estados Unidos y otros países planean mantener tropas para la lucha antiterrorista, aunque Panetta tampoco reveló hoy ninguna cifra.

Actualmente, Estados Unidos tiene aún unos 68.000 militares en Afganistán, contingente que reducirá a la mitad en los próximos 12 meses.

El jefe del Pentágono precisó que al menos 60.000 soldados continuarán durante la campaña que tendrá lugar durante los meses cálidos de este año y que el número se rebajará a 50.000 hacia noviembre.

Para febrero de 2014, Washington dispondrá de unos 34.000 efectivos en Afganistán, que permanecerán para garantizar la seguridad en las elecciones presidenciales de abril de ese año.

El repliegue de las fuerzas aliadas está siendo posible, según la organización, gracias a la buena marcha del proceso de transición por que el que se está cediendo el liderazgo en materia de seguridad al Ejército y la Policía afganos.

En la actualidad las fuerzas locales lideran ya las operaciones en un territorio en el que vive el 87 por ciento de la población afgana, según recordó el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, que señaló que la transferencia total llegará en un plazo de "meses".

A partir de entonces, la ISAF cambiará su papel del combate a las labores de apoyo, antes de concluir al término de 2014.

Según los planes previos de la Alianza, a partir de 2015 comenzaría a reducirse el número de soldados y policías afganos, que actualmente suman unos 350.000, hacia una cifra más sostenible, en torno a los 230.000.

Sin embargo, la OTAN analiza ahora la posibilidad de mantener al menos hasta 2018 el nivel máximo con el fin de garantizar la seguridad y reforzar la moral de los afganos, que en muchos casos temen que a la salida de las fuerzas internacionales le siga una vuelta de los talibanes al poder.

Panetta aseguró que la opción está siendo "considerada seriamente" por el presidente de EE UU, Barack Obama.

El problema, a priori, será la financiación de esas fuerzas, que correrá principalmente a cargo de los aliados, que en su mayoría tienen importantes limitaciones presupuestarias.