• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La OTAN dice que no necesita mandato ONU para seguir en Afganistán tras 2014

Atentado en una mezquita en Afganistán/ AP

Atentado en una mezquita en Afganistán/ AP

Rasmussen respondió así a las declaraciones de varios diplomáticos rusos, que han advertido que Moscú quiere que haya una resolución de Naciones Unidas y que han asegurado que sólo sobre esa base continuaría la cooperación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, aseguró hoy que la Alianza no necesitará de un nuevo mandato de Naciones Unidas para su nueva misión en Afganistán después de 2014, aunque señaló que sería positivo contar con él.

"Podríamos operar en Afganistán después de 2014 en base a una invitación del Gobierno afgano, eso estaría en total concordancia con la legalidad internacional", aseguró Rasmussen durante una conferencia de prensa hoy en Bruselas.

"Si además de eso pudiésemos tener un mandato de la ONU, creo que sería algo bueno", añadió el político danés.

Rasmussen respondió así a las declaraciones de varios diplomáticos rusos, que han advertido que Moscú quiere que haya una resolución de Naciones Unidas y que han asegurado que sólo sobre esa base continuaría la cooperación que mantiene con la Alianza en el país asiático.

Rusia facilita, entre otros aspectos, el tránsito de las tropas y equipos militares aliados con destino a Afganistán.

Rasmussen, en todo caso, dejó claro que la cuestión del mandato de la ONU es hoy por hoy "hipotética", pues aún faltan más de dos años para que la OTAN ponga fin a su actual misión afgana, que cuenta con el respaldo de una resolución del Consejo de Seguridad.

Una vez que la actual operación llegue a su fin, la Alianza tiene previsto iniciar una nueva, centrada en este caso en tareas de formación y asistencia de las fuerzas armadas afganas.

Esa misión, cuya planificación se encuentra en las primeras etapas, contendrá en todo caso elementos de fuerza para garantizar la seguridad de los formadores internacionales, explicó Rasmussen.

El número y el papel de esas unidades está aún por determinar, pues la OTAN no espera tener listo el plan de la nueva misión hasta mediados del próximo año.

Por otra parte, el secretario general recalcó que la Alianza mantiene el calendario acordado hace dos años en la cumbre de Lisboa, que prevé que para finales de 2014 las fuerzas afganas se hagan cargo de la responsabilidad de mantener la seguridad en todo el país y permitan la salida del grueso de sus fuerzas.

"Nos mantenemos fieles a la estrategia porque está funcionando", explicó Rasmussen, que aseguró que paso a paso se han logrado importantes progresos.

Así, recordó que hace dos años la OTAN estaba a cargo de la seguridad en todo Afganistán excepto Kabul y que hoy el Ejército y la Policía del país gestionan esas tareas en un territorio en el que vive el 75 % de la población.

Además, destacó que el 80 % de las operaciones militares que se desarrollan en el país están ya lideradas por los afganos, que también se hacen cargo del 85 % del entrenamiento de sus fuerzas.

"La situación de seguridad ha mejorado", señaló también Rasmussen, que puso como ejemplo el descenso del 17 % de los ataques de la insurgencia en el área de Kabul durante los primeros ocho meses de este año.

"El enemigo está cada vez más desplazado de la población. Actualmente, el 80 % de los ataques tienen lugar en áreas donde sólo vive el 20 % de la población", añadió.

Pese a ello, Rasmussen reconoció que quedan importantes "desafíos" y pidió a todas las partes que cumplan con sus compromisos para no echar por tierra los avances conseguidos.

En especial, llamó al Gobierno de Kabul a cumplir sus promesas de mejorar la gobernanza en el país, combatir la corrupción y garantizar la protección de los derechos humanos, en particular de las mujeres.