• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

OTAN autorizará el despliegue de misiles para proteger a Turquía de Siria

El despliegue de los misiles se producirá tras la repetida caída de proyectiles procedentes de Siria en territorio turco y tendrá un carácter únicamente "defensivo" y "disuasorio"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los ministros de Exteriores de la OTAN darán luz verde mañana al despliegue de misiles tipo Patriot en Turquía para proteger al país ante eventuales ataques desde Siria, una medida que además defenderán ante una reticente Rusia.

Fuentes diplomáticas adelantaron este domingo que los países de la Alianza emitirán una declaración en la que autorizarán a "aumentar la capacidad de defensa aérea de Turquía", abriendo así formalmente la puerta al envío de los cohetes, que se haría efectivo en las próximas semanas.

La decisión como tal de desplegar los Patriot corresponderá después a los países que cuentan con esa capacidad: Estados Unidos, Alemania y Holanda, con los dos últimos pendientes de la aprobación de sus Parlamentos.

Las "indicaciones", según varias fuentes, apuntan a que los tres socios responderán positivamente a la solicitud de Turquía.

El despliegue de los misiles se producirá tras la repetida caída de proyectiles procedentes de Siria en territorio turco y tendrá un carácter únicamente "defensivo" y "disuasorio", según la OTAN.

La Alianza ha insistido repetidamente en que la medida no busca en ningún caso la imposición de una zona de exclusión aérea en Siria ni ninguna acción de tipo "ofensivo" pues, según fuentes de la organización, el dispositivo está pensado para proteger centros de población e infraestructuras clave de Turquía.

Esas garantías, sin embargo, no han convencido hasta ahora a Moscú, que ha criticado los planes aliados y que ha asegurando que la presencia de más armas en la zona puede provocar un incremento de las hostilidades.

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, se reunirá mañana en Bruselas con sus homólogos de la Alianza, en un almuerzo de trabajo que precederá al encuentro formal de los responsables de la OTAN.

La situación en Turquía y Siria será el asunto principal de esa cita, en la que Rusia y la Alianza deben repasar además su relación, que incluye una cooperación muy activa en algunos ámbitos, como Afganistán o la lucha contra la piratería y el terrorismo, pero que es distante debido a las profundas diferencias en materia de defensa antimisiles.

Tras su encuentro con Lavrov, los aliados analizarán fórmulas para impulsar su colaboración con toda una serie de países y regiones, un punto en el que España defenderá la necesidad de impulsar las relaciones con los Estados del sur del Mediterráneo, según fuentes diplomáticas.

La reunión de los titulares de Exteriores de la Alianza continuará con una cena de trabajo y el miércoles con una reunión con Georgia -que aspira a ingresar en el bloque, pero a la que se pedirán más progresos- y otra con los 22 países que apoyan a la OTAN en su misión en Afganistán.

Con ellos, la Alianza Atlántica repasará los avances en el proceso de transición en el país, que debe dar un nuevo paso adelante antes de fin de año con el anuncio por parte de Kabul de una nueva tanda de provincias en las que asumirá la responsabilidad de la seguridad.

La OTAN tiene previsto poner fin a su misión de combate en Afganistán a finales de 2014 y, a partir de esa fecha, iniciar una nueva centrada en el entrenamiento y la formación de soldados afganos.

Los preparativos de esa nueva operación están en curso, aunque no se espera que haya detalles hasta los primeros meses del año próximo, según fuentes diplomáticas.

La reunión de dos días -en la que participará el ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo- será la última de este tipo para la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, que ya anunció que no seguirá al mando de la diplomacia de su país en el próximo mandato del presidente Barack Obama.

El embajador estadounidense ante la OTAN, Ivo Daalder, destacó hoy el "legado" que deja Clinton, en especial la mejora de las relaciones entre Estados Unidos y Europa y los progresos en Afganistán y en la defensa antimisiles en sus cuatro años en el cargo.