• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La OTAN tiende la mano a Rusia e inicia el despliegue del escudo antimisiles

Altos cargos de Defensa estadounidenses y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) reiteraron hoy a Moscú la propuesta de colaboración, en un encuentro en su sede de la capital belga con los periodistas europeos invitados a embarcar en el Donald Cook en el puerto portugués de Funchal, en las Azores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La OTAN mantiene la oferta de cooperación a Rusia, aunque el despliegue del escudo antimisiles continuará con la inminente llegada a la base naval de Rota (España) del destructor estadounidense USS Donald Cook, el primero de los cuatro dotados con sistema AEGIS que anclarán en el sur de Europa.

Altos cargos de Defensa estadounidenses y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) reiteraron hoy a Moscú la propuesta de colaboración, en un encuentro en su sede de la capital belga con los periodistas europeos invitados a embarcar en el Donald Cook en el puerto portugués de Funchal, en las Azores.

El primero de los cuatro destructores que tendrán su base en el sur de España tiene previsto arribar a Rota el próximo 11 de febrero y este año se incorporará a esa base el USS Ross, mientras que los otros dos navíos de la clase Arleigh Burke -el USS Porter y USS Carney- lo harán en 2015.

Con el despliegue en aguas europeas del primero de los cuatro destructores estadounidenses dotados con el sistema de defensa balística antimisiles AEGIS, comienza lo que un funcionario de la organización atlántica describió con una metáfora ferroviaria: "Este tren no se va a detener".

Al amparo de los acuerdos adoptados en las cumbres de la OTAN en Lisboa 2010 y Chicago 2012, el despliegue en territorio europeo de los buques y los radares de detección temprana en Polonia y Rumanía comenzará lo que es, para los altos mandos mencionados, un proceso de integración de las capacidades militares de los aliados.

La creciente amenaza de la proliferación de misiles balísticos será, sin embargo, una oportunidad para mejorar el adiestramiento conjunto y la interoperabilidad, añadieron.

De acuerdo con el concepto de Defensa Inteligente, convenido en Chicago por los socios atlánticos para encarar coordinadamente las dificultades económicas y aprovechar mutuamente las capacidades nacionales, la presencia del escudo antimisiles permitirá acciones concertadas bajo el paraguas de la OTAN.

El alto cargo de Defensa estadounidense citó como ejemplo la reciente petición de Turquía para proteger su territorio de amenazas balísticas procedentes de Siria y el despliegue de baterías antimisiles por Estados Unidos, Holanda y Alemania.

Por su parte, un alto mando español recordó que la cooperación y el adiestramiento conjunto es una de las ventajas inmediatas para la Marina española, además del impacto económico en la región, que las autoridades cifran en unos 150 millones de euros sólo en el apartado del mantenimiento de los buques.

Un total de 1.204 marinos y 35 miembros del grupo de apoyo con unos 2.100 familiares se instalarán en la base naval de Rota, con un coste anual previsto por la Marina norteamericana de unos 100 millones de dólares.

Según los informes preliminares de la Marina norteamericana al Congreso de Estados Unidos sobre su programa AEGIS de Defensa Balística Antimisiles, el número de buques dotados con esta tecnología pasará de 24 en 2011 a los 41 previstos para el año fiscal 2018.