• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

ONU y vecinos de Siria piden al mundo apertura para los refugiados

Vista general de la Asamblea General de la ONU / EFE

Vista general de la Asamblea General de la ONU / EFE

En total, más de 2,3 millones de sirios se han exiliado desde mediados de 2012, y varios millones más están desplazados dentro del país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El mundo rico debe abrir los ojos al drama de los refugiados sirios y asumir su responsabilidad tanto en socorrerlos como en impulsar una solución a la guerra civil, según reclamaron hoy tanto la ONU como los países vecinos de Siria, donde se agolpan ya más de dos millones de víctimas del conflicto.

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Antonio Guterres, insistió desde Turquía en que los países ricos de la zona - "a un lado los Estados del Golfo, al otro la Unión Europea,- deben mantener sus fronteras abiertas" a los refugiados.

"Hemos pedido que se suspenda no solo la devolución de los sirios a su país, sino también la práctica de devolverlos a otros países", insistió Guterres durante una rueda de prensa celebrada en un campo de refugiados de Harran, al sur de Turquía.

El ministro de Exteriores turco, Ahmet Davutoglu, había elegido el lugar para reunirse con su homólogo iraquí, Hoshyar Zebari, así como delegados de Jordania, Líbano y Egipto, además del propio Guterres.

Durante la rueda de prensa, que fue transmitida en directo por televisión, Guterres recordó que numerosas familias sirias intentan desplazarse a Europa por barco y acaban naufragando en el Mediterráneo.

"Es inaceptable ver a estas familias ahogándose. Hacen falta medidas: programas de realojamiento, de reunificación familiar... y sí, hay que aceptarlos cuando llegan a una frontera", recalcó.

"Pero todavía tenemos casos de 'pushback' (devoluciones inmediatas de refugiados indocumentados por la policía fronteriza, sin examinar sus derechos) en nuestras fronteras", denunció el alto funcionario internacional.

Desde agosto de 2012 se ha documentado la muerte de al menos 150 emigrantes en el mar Egeo, muchos de ellos sirios, y se ha denunciado con frecuencia que la policía griega remolca las barcas hasta aguas turcas o bien obliga a los recién llegados a volver a Turquía.

El ministro de Cooperación jordano, Ibrahim Saif, también presente en la reunión, denunció que la reunión de donantes que acaba de celebrarse en Kuwait solo comprometió 2.400 millones de dólares en ayuda a los refugiados, la mitad de lo que se necesita, y advirtió de que dos países pequeños como Líbano y Jordania soportan la mayor carga.

"Puede llegar un momento en el que físicamente no haya más capacidad", advirtió.

Según las últimas cifras de Acnur, Líbano acoge a 858.000 refugiados sirios. Le siguen Jordania con 576.000 y Turquía con 559.000 y, a mayor distancia, Irak, con 210.000, y Egipto, con 130.000.

En total, más de 2,3 millones de sirios se han exiliado desde mediados de 2012, y varios millones más están desplazados dentro del país.

Del medio millón de refugiados sirios en Turquía, sólo 200.000 están registrados en campamentos, donde reciben techo, comida, atención médica y educación, mientras que el resto sobrevive por su cuenta, a menudo en situaciones muy precarias, sin el riesgo de ser expulsado pero también sin poder trabajar legalmente.

La grave situación solo puede resolverse mediante una solución política que ponga fin al conflicto porque "las soluciones militares ya se han probado y no han funcionado", opinó hoy el ministro de Exteriores de Irak, Hoshyar Zebari.

En este sentido, todos los asistentes a la reunión de hoy pidieron en una declaración conjunta que todos los bandos en conflicto acudan a la conferencia de Ginebra II, que se celebrará el próximo 22 de enero en la ciudad suiza de Montreux.

"Hacemos un llamamiento a todas las partes para que se reúnan en la Conferencia de Ginebra II para que dejen de lado sus diferencias y den pasos concretos hacia una solución política", se indica en la declaración.

"Es intolerable quedarse indiferente ante la dimensión humana del conflicto en Siria", denunciaron tanto Acnur como los representantes de Turquía, Líbano, Jordania, Egipto e Irak.

La declaración llamó a que se creen "las condiciones para garantizar que las organizaciones humanitarias puedan llegar sin obstáculos a todas las víctimas del conflicto sirios, se encuentren donde se encuentren".

En la conferencia Ginebra II se deben negociar pasos como el establecimiento de treguas locales, el intercambio de prisioneros, la liberación de detenidos, la apertura de pasillos humanitarios y la entrega de ayuda, apuntó Zebari.