• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La ONU suministrará alimentos a 1,4 millones de nepaleses en tres meses

 Un equpo de soldados excavan en busca de personas cerca de Bhaktapur, próxima de Katmandú (Nepal)/ EFE

Un equpo de soldados excavan en busca de personas cerca de Bhaktapur, próxima de Katmandú (Nepal)/ EFE

En una conferencia de prensa en Ginebra de representantes de las principales agencias humanitarias de la ONU, el portavoz de UNICEF, Christophe Boulierac, dijo que las primeras evaluaciones indican que "1,3 millones de niños requieren ayuda humanitaria urgente"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La ONU suministrará ayuda alimentaria a 1,4 millones de damnificados por el terremoto en Nepal, lejos del nivel de necesidades generadas por este desastre, ya que se estima que 1,3 millones de niños requieren asistencia urgente.

"El Programa Mundial de Alimentos (el mayor brazo humanitario de Naciones Unidas) planea proveer asistencia humanitaria en los próximos tres meses a 1,4 millones de personas que tienen gran necesidad de alimentos. Será una operación masiva", anunció su portavoz, Elizabeth Byrs.

Anticipó que será una operación muy difícil debido a la topografía montañosa del país.

En una conferencia de prensa en Ginebra de representantes de las principales agencias humanitarias de la ONU, el portavoz de UNICEF, Christophe Boulierac, dijo que las primeras evaluaciones indican que "1,3 millones de niños requieren ayuda humanitaria urgente".

Muchos de ellos, explicó, se encuentran en poblados rurales, donde "todavía no se ha realizado un balance exacto de los daños".

De un país de 30 millones de habitantes, el 40 % son menores de edad.

A la agencia responsable de la protección infantil le preocupa de manera inmediata el riesgo de propagación de enfermedades relacionadas con la falta de agua apta para el consumo.

UNICEF considera que las prioridades en la situación de emergencia que vive Nepal son el cobijo para los que han perdido sus hogares -y que el monzón no les encuentre en la intemperie-, el acceso a agua potable y la reanudación de las actividades educativas de los niños.

"Es importante que los niños prosigan con sus estudios, para lo cual hay que proceder a construcciones temporales y así acortar al máximo la interrupción de la escolaridad", comentó Boulierac.

Asimismo, apuntó que es fundamental ofrecer protección y apoyo psicosocial de niños y mujeres, teniendo en cuenta que en muchos casos éstas son cabeza de hogar.

El inminente inicio de la temporada del monzón, que se inicia en mayo pero que parece adelantarse -en Katmandú están cayendo fuertes precipitaciones en los últimos días-, hace temer que aumenten las dificultades para las operaciones de socorro.

Las lluvias pueden provocar más deslizamientos de tierra e impedir el tránsito del personal humanitario y de los camiones con ayuda.

Nepal es tradicionalmente un país de emigración, con muchos hombres que han abandonado el país para trabajar en India o en países del Golfo Pérsico.

El representante de la Oficina de la Ayuda Humanitaria de la ONU, Jens Laerke, declaró que la situación en Nepal representa "una carrera contra el tiempo" y que la mayor preocupación es la situación en las áreas habitadas que han quedado aisladas y donde se desconoce el nivel de destrucción y de necesidades.

A ese respecto, Byrs precisó que hay "pequeñas comunidades provinciales, donde viven entre 15.000 y 30.000 personas, de las que "no tenemos información".

Cinco equipos de evaluación de la ONU intentan llegar a esos lugares para evaluar la situación, indicó.