• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La ONU se queda sin responsable de Asuntos Humanitarios

Valerie Amos | Foto: AP

Valerie Amos | Foto: AP

Valerie Amos estuvo cuatro años en el cargo. Ban Ki-moon destacó su experiencia y dedicación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La responsable de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, comunicó este miércoles al secretario general de la organización, Ban Ki-moon, su dimisión tras más de cuatro años en el cargo.

"Su extensa experiencia, liderazgo y trabajo en equipo con personas a cargo de la comunidad humanitaria, han ayudado a encontrar soluciones para personas que están enfrentando en sus vidas las peores experiencias", expresó Ban en un comunicado.

La salida de Amos se materializará en los próximos meses y el secretario general expresó su "máxima gratitud" a la diplomática por el "espectacular" servicio que ha prestado a las Naciones Unidas, a la comunidad humanitaria "y a las personas más necesitadas". Según Ban, Amos ha abogado siempre por la gente afectada por desastres o conflictos en todo el mundo, porque para ella "la gente siempre ha sido lo primero".

Además, el máximo representante de la ONU aseguró que "ha trabajado de cerca con trabajadores humanitarios que suelen arriesgar sus vidas para ayudar a la gente con necesidades".

El legado Amos incluye las preparaciones para la Cumbre Humanitaria Mundial que se celebrará en Turquía en 2016, que identificará las necesidades humanitarias y establecerá una nueva agenda para la acción humanitaria global.

Desde que accedió al cargo el 1 de septiembre de 2010, sustituyendo a John Holmes, Amos ha participado, entre otras, en misiones para evaluar la situación humanitaria en zonas de conflicto en Siria y en Cisjordania, y ha viajado a América Latina para tratar la preparación de estos países ante desastres naturales.

Recientemente la diplomática se centró en pedir ayuda ante la crítica situación que enfrenta la población de Irak como consecuencia del avance el Estado Islámico (EI), y en luchar contra la epidemia del ébola en el oeste africano, donde alertó del "colapso total de los sistemas de salud" de los países afectados.