• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

ONU pide erradicar apátridas en 10 años

Cada 10 minutos nace un niño sin nacionalidad en algún lugar del mundo | Foto: AFP

Cada 10 minutos nace un niño sin nacionalidad en algún lugar del mundo | Foto: AFP

Más de cuatro millones de apátridas consiguieron una nacionalidad en los últimos 10 años gracias a cambios legislativos y políticos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Unas 10 millones de personas no tienen nacionalidad en el mundo, según ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados, que quiere erradicar esta plaga "creada por el hombre" en los próximos 10 años.

"Cada 10 minutos nace un niño apátrida en algún lugar del mundo", declaró Antonio Guterres, el alto comisario para los refugiados, que considera esta situación como "una anomalía grave e inaceptable del siglo XXI".

En el marco de una campaña lanzada este martes, Guterres y 20 celebridades publicaron una carta abierta en la que recuerdan que "ser apátrida puede significar una vida sin educación, sin cuidados ni empleo formal, una vida sin libertad de movimiento, sin esperanza ni perspectiva de futuro".

Entre los firmantes figuran la actriz Angelina Jolie, el arzobispo emérito Desmond Tutu y la cantante de ópera Barbara Hendricks. La carta abierta busca conseguir 10 millones de firmas en apoyo de esta campaña para acabar con el drama apátrida en un plazo de 10 años.

El plan de ACNUR presenta 10 acciones concretas para resolver estas situaciones, evitar la aparición de nuevos casos e identificar mejor a los apátridas.

Entre ellas, ACNUR pide a los Estados que procuren que no nazca ningún niño apátrida y que aseguren el registro de los nacimientos. La agencia de la ONU reclama también a los países que den certificados de nacionalidad a los apátridas que tengan derecho a recibir esos documentos.

Por ejemplo, el 70% de los recién nacidos sirios, registrados en campos de refugiados, se consideran como apátridas, explicó Guterres. Los apátridas son, a menudo, marginados durante toda su vida, privados de identidad jurídica al nacer, privados de acceso a la educación o al empleo, privados incluso "de la dignidad de una sepultura oficial y de un certificado de defunción tras su muerte", según ACNUR.

Se mencionan varios factores para explicar el fenómeno de los apátridas: las guerras, el derrumbe de Estados, como la Unión Soviética, las legislaciones de algunos países que impiden que un recién nacido de padre desconocido tenga la nacionalidad de la madre.

En 1961, se firmó una convención internacional para erradicar el problema, pero 53 años después, éste subsiste. El informe no trata el caso de los palestinos, considerado como "un problema específico, cuya solución debe ser política".

Albert Einstein (1879-1955) fue un célebre apátrida entre 1896, cuando renunció a su nacionalidad alemana, y 1901, cuando obtuvo la suiza.

Entre los países más afectados por el problema están Birmania, donde se niega la ciudadanía a un millón de musulmanes Rohingyas, Costa de Marfil, donde viven 700.000 apátridas procedentes en su mayoría de Burkina Faso, Tailandia (500.000 apátridas), Lituania (268.000 apátridas de origen ruso) y la República Dominicana (200.000 apátridas de origen haitiano).

ACNUR pide también más "datos" sobre el número de apátridas. "A menudo no solo se encuentran sin papeles, sino que también son ignorados por las autoridades que no los contabilizan", apunta la agencia.

Algunos países consiguieron, sin embargo, resolver el problema. Es el caso de Bangladesh que, en 2008, concedió la nacionalidad a 300.000 apátridas de lengua urdú. Además, desde 2009, más de 60.000 antiguos ciudadanos soviéticos obtuvieron la nacionalidad de Kirguistán y 15.000 la de Turkmenistán.

Quedan, sin embargo, más de 600.000 apátridas originarios de la antigua Unión Soviética.

Más de cuatro millones de apátridas consiguieron una nacionalidad en los últimos 10 años gracias a cambios legislativos y políticos.