• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

ONU ofrece ayuda por el caso Iguala

Los familiares y amigos de las víctimas siguen indignados en las calles | Foto AP

Los familiares y amigos de las víctimas siguen indignados en las calles | Foto AP

Oficina del alto comisionado para los Derechos Humanos puso a disposición herramientas para contribuir a esclarecer los hechos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Zeid Ra'ad al Hussein, alto comisionado de la Organización de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, ofreció su ayuda a México para aclarar el caso de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala, y expresó su solidaridad con las víctimas.

Al Hussein se reunió ayer en Ginebra con el subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de México, Juan Manuel Gómez Robledo, con quien debatió sobre la investigación de la desaparición de los jóvenes hace más de un mes, informó la ONU.

La oficina del alto comisionado calificó de “profundamente perturbador” el suceso, por lo que Al Hussein ofreció todas las herramientas disponibles para proveer más asistencia y ayudar a que se esclarezcan los hechos y se asuman responsabilidades.

El responsable de la ONU recordó que, además de los 43 estudiantes desaparecidos, hubo 6 personas asesinadas y más de 20 heridas en los sucesos del 26 de septiembre, que han indignado a México y causado disturbios en varios lugares.

Muestras de dolor. El papa Francisco se unió a las manifestaciones de repudio por el caso y expresó su dolor por “lo que legalmente es una desaparición, pero saben que es el asesinato de los estudiantes”.

“Esas muertes atroces hacen visible la realidad criminal que existe detrás del tráfico y comercio de las drogas”, manifestó el pontífice en la audiencia pública de los miércoles en el Vaticano, en su saludo a los peregrinos de lengua española.

Los mexicanos residentes en Holanda llevaron pañuelos negros en el partido amistoso de fútbol entre las selecciones de ambos países, en solidaridad con los 43 estudiantes desaparecidos.

Según la investigación oficial, los jóvenes fueron asesinados e incinerados por miembros del cártel Guerreros Unidos. Los familiares sostienen que mientras no haya pruebas, seguirán exigiendo la búsqueda de los estudiantes vivos.