• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

ONU muestra la tradición andina a través de la figura de la mujer

Artistas reconstruyen la historia de esta región de América con pinturas, esculturas, tejidos y fotografías que reivindican la figura matriarcal de las mujeres indígenas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Piezas de arte elaboradas por artistas originarios de los Andes rememoran la historia y los problemas de esta región a través de la figura de mujeres, en una exposición que con el título "Mujeres de los Andes" se inauguró hoy en la ONU.

Los artistas reconstruyen la historia de esta región de América con pinturas, esculturas, tejidos y fotografías que reivindican la figura matriarcal de las mujeres indígenas, que se perdió con la colonización y que aún hoy día no se ha recuperado.

La comisaria y también artista expositora en "Mujeres de los Andes", Paulina Altuna, afirmó a Efe que esta exposición surgió cuando sintió la necesidad de que el pueblo latinoamericano, especialmente las mujeres, reconocieran las tradiciones y folclore andinos que se han conservado durante cinco siglos y recuperaran aquellos perdidos sin rechazar las aportaciones de la colonización.

"Las mujeres andinas tienen que saber de donde vienen. Reconocer su cultura milenaria sin rechazar su mestizaje, sus raíces españolas. Siempre ha habido un problema de falta de identidad", dijo la comisaria, de origen ecuatoriano.

Es esencial que las mujeres andinas contemporáneas entiendan "lo que son capaces de hacer" y rechacen todo tipo de violencia o exclusión por motivos de género al que son actualmente sometidas.

Y es que "en la época previa a la colonización eran las matriarcas, las que tomaban las decisiones de la familia y las que creaban el calor de hogar", argumentó la comisaria.

Altuna señaló que para recuperar esos valores precolombinos tuvo que recurrir a la figura de mujeres de la época, "pero había muy pocas representaciones" y por eso decidió "crear algunas basadas en mitos y documentos que describían a las mujeres de los Andes".

Ella presenta las esculturas de dos mujeres de la dinastía Shyris Duchicela, de la civilización precolombina Quitucara -que finalmente fue absorbida por la Inca-, que fueron la primera y la última reinas de Quito, "Princesa Paccha Shrys XVI" y "Reina Cori Duchicela".

Otra de las piezas de Altuna que muestra la valentía de las mujeres andinas es la escultura de "Doña María Duchicela", ya nacida en la época de la colonización y que fue conocida por ser una indígena guerrillera, bella, independiente, rica y ser la primera mujer en divorciarse legalmente en el Ecuador.

"Ella es la primera feminista de Ecuador. Ni en Europa se divorciaban las mujeres. Ella lo hizo legalmente y fue libre aunque nunca fue aceptada en sociedad", destacó la artista ecuatoriana.

Otras piezas de la exposición reflejan el importante papel de las andinas para almacenar en la memoria sus propias raíces a pesar de los numerosos peregrinajes de estas comunidades sobre los perfiles montañosos que recorren Ecuador, Argentina, Chile y Perú.

Rita Merino, maestra de Altuna, expone documentos coloniales de la Biblioteca Nacional de Ecuador que rescató "después de que fueran tirados a la basura".

"Los documentos son juicios que muestran las injusticias sociales que sufrían especialmente las mujeres andinas. Ella los ha transformado en obras de arte extendiendo las frases incompletas en dibujos. De su obra nace esta exposición. La solidaridad con las desigualdades y su denuncia", relató su discípula.

En esta misma línea, el chileno René Vásquez expresa de forma violenta, con colores oscuros en sus cuadros y esculturas de mujeres desgarradas, el sometimiento de la mujer y el machismo que se vive en la actualidad en Latinoamérica y que vivió en su propia casa.

"Mi madre me decía que había cosas que yo no podía hacer en la casa, que las tareas del hogar le correspondían a ella o a mi hermana. Cuando salí de Chile entendí que eso no era igual en todos los países y que había que cambiarlo", confesó Vásquez.

El artista dice que no sabe si sus obras resultaban bellas, como la escultura "Bailandina", una figura de mujer que parece que se rompe el vestido, mira al cielo y suspira.

Su intención es reflejar que el machismo continúa, incluso con violencia extrema en la región andina.

"La mujer andina sufre en silencio incluso hoy", denunció el artista, que añadió que esta exposición es una oportunidad para defender la importancia y la independencia de la mujer andina.