• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

ONU prevé votar mañana el tratado sobre comercio de armas

Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) / EFE

Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) / EFE

El proyecto de resolución, patrocinado por Kenia, cuenta ya con el copatrocinio de otros 64 países, incluido Estados Unidos, Francia y Reino Unido

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Asamblea General de la ONU prevé someter mañana a votación un proyecto de resolución para aprobar "por mayoría" un Tratado sobre el Comercio de Armas (TCA), después de que la semana pasada fracasaran las negociaciones para que fuera adoptado por "consenso".

El proyecto de resolución, patrocinado por Kenia, cuenta ya con el copatrocinio de otros 64 países, incluido Estados Unidos, Francia y Reino Unido, y será presentado mañana martes ante el pleno de la Asamblea General por el presidente de la conferencia, el embajador australiano, Peter Woolcott.

La sesión en la Asamblea General en la que el embajador Woolcoot presentará la resolución comenzará a las 10.00 hora local (14.00 GMT) y todo parece indicar que el tratado para regular el comercio de armas en el mundo, el primero de estas características, será aprobado sin problemas ya que solo necesita de mayoría simple.

"Lo ideal en este caso habría sido que el nuevo TCA se adoptase por consenso, es decir, por todos los países y sin ninguna objeción, pero poner de acuerdo a todos era prácticamente imposible y al final tres hubo tres Gobiernos que bloquearon el acuerdo", dijeron hoy a Efe fuentes diplomáticas.

En el tramo final de la última jornada de las negociaciones, los representantes de Corea del Norte, Irán y Siria bloquearon la adopción del TCA por consenso, tras fracasar un intento liderado por México, y apoyado por un gran número de países, de modificar las reglas para que se adoptara por mayoría.

La Coalición para el Control de las Armas, que incluye a organizaciones como Oxfam Internacional o Amnistía Internacional, expresó la semana pasada su "inmensa frustración" por el bloqueo, aunque en los días previos no había descartado la posibilidad de que hiciera falta llevar el tratado a la Asamblea General.