• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

ONU intenta confirmar si alguno de sus empleados murió en ataque de Kabul

Vista general de la Asamblea General de la ONU / EFE

Vista general de la Asamblea General de la ONU / EFE

La Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán (Unama) cree que puede haber personal de la ONU entre los fallecidos, por lo que en estos momentos está tratando de verificar el estatus de todos sus trabajadores en ese país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La ONU dijo hoy que está tratando de confirmar si entre las personas fallecidas hoy en un ataque suicida perpetrado en el centro de Kabul se encuentra algún empleado de la organización en Afganistán.

La Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán (Unama) cree que puede haber personal de la ONU entre los fallecidos, por lo que en estos momentos está tratando de verificar el estatus de todos sus trabajadores en ese país.

La Unama condenó "en los términos más enérgicos" el atentado suicida, que fue perpetrado contra un restaurante en el centro de la capital afgana y que dejó al menos catorce fallecidos, entre ellos varios extranjeros, y cuatro heridos.

"La violencia es inaceptable y debe concluir de forma inmediata", dijo en un comunicado el representante especial del secretario general de la Unama, Ján Kubi, quien envió sus condolencias a los familiares de las víctimas.

Por último, el también jefe de la misión de la ONU en Afganistán reiteró su condena a los atentados que tienen como objetivo deliberado a la población civil y recordó que se trata de una "grave" violación de las leyes internacionales.

Según el jefe de la Policía de Kabul, Mohamed Zahir, tres terroristas participaron en el ataque aunque solo uno hizo estallar su carga explosiva, después de que los otros dos fueran abatidos por las fuerzas de seguridad.

Según testigos citados por la agencia local AIP, tras la deflagración se escuchó un breve intercambio de disparos en el área, y agregaron que las fuerzas de seguridad han acordonado la zona, sobre la que sobrevuelan helicópteros militares.

El atentado coincide con el inicio del último año de despliegue de las tropas de la OTAN en Afganistán, según un calendario de retirada gradual que concluirá en diciembre, cuando las fuerzas locales asumirán la seguridad en todo el territorio afgano.