• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

ONU denuncia que 7 millones de sudaneses necesitan ayuda humanitaria urgente

En Sudán del Sur, se estima que al menos 5.000 bebés mueren cada año horas después de nacer | BBC

En Sudán del Sur, se estima que al menos 5.000 bebés mueren cada año horas después de nacer | BBC

Se requiere casi 1 millardo de dólares para atender a los afectados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La ONU denunció este miércoles que casi siete millones de personas necesitan asistencia humanitaria urgente en Sudán debido a la escalada del conflicto en la región de Darfur y el aumento del flujo de refugiados procedentes de Sudán del Sur. En un comunicado, Naciones Unidas explica que la ayuda que necesitan las organizaciones humanitarias en Sudán es de cerca de 982 millones de dólares, con carácter de urgencia, para dar asistencia a las 6.900.000 personas que están en extrema necesidad.

El Programa de Alimentos de la ONU expresó la semana pasada su preocupación por el sufrimiento extremo y la grave escasez de alimentos a la que se enfrentan más de dos millones de niños en Sudán anualmente. El 54 por ciento de esos niños sufre problemas de crecimiento, mientras que más del 16 por ciento tienen bajo peso, una cifra que asciende al 32 por ciento entre los recién nacidos.

La organización informó de que la alta tasa de inflación y el deterioro económico están afectando negativamente a la seguridad alimentaria y crean una "impresionante brecha" del número de personas que necesitan alimentos. También advierten sobre el aumento cada vez mayor de personas refugiadas y desplazadas debido a la crisis y la inseguridad en Sudán y en los países vecinos. Darfur es escenario desde 2003 de un conflicto entre movimientos rebeldes y el Ejército sudanés que ha causado más de 300.000 muertos y ha obligado a 2.700.000 personas a abandonar sus comunidades de origen, según datos de la ONU.

Además, en el vecino Sudán del Sur estalló un conflicto el 15 de diciembre, cuando el presidente del país, Salva Kiir, acusó a su exvicepresidente y actual líder rebelde, Riek Mashar, de un intento golpista. Los enfrentamientos dejaron cerca de 10.000 muertos, según cálculos del Grupo Internacional de Crisis, una organización internacional no gubernamental especializada en el análisis de conflictos.