• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

ONU denuncia que 7 millones de sudaneses están al borde de la hambruna

El coordinador humanitario de la ONU, Toby Lanzer, explicó que su organismo "solamente puede presentar la ayuda de la que dispone, pero no podrá ocuparse de toda la catástrofe"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La ONU advirtió este martes que casi siete millones de personas en Sudán del Sur están al borde de una "hambruna inminente", si la actual situación de conflicto impide a la población ejercer las actividades agrícolas, base de su subsistencia.

En una rueda de prensa en la capital de Sudán del Sur, Yuba, el coordinador humanitario de la ONU en ese país africano, Toby Lanzer, explicó que su organismo "solamente puede presentar la ayuda de la que dispone, pero no podrá ocuparse de toda la catástrofe", y señaló que se trata de una responsabilidad del Estado.

Por otra parte, expresó su pesar por los actos de violencia en la ciudad de Bentiu, capital del Estado de Unidad, en el norte del país, que se encuentra bajo "control total" de los rebeldes seguidores del exvicepresidente Riak Machar, según anunció hoy el propio Movimiento de Liberación Popular de Sudán (MLPS).

"Siento rabia y dolor porque hay cientos de mujeres y de niños intentando encontrar un refugio seguro en el hospital de Bentiu, además de decenas de otros ciudadanos que intentan llegar a la sede de la ONU", señaló

Explicó también que esos sucesos demuestran que "el alto el fuego -firmado entre el Gobierno y los rebeldes el pasado 23 de enero en Etiopía- no se está cumpliendo".

Asimismo, agregó que ante la violencia actual en esa ciudad, la ONU enviará un destacamento de cascos azules para proteger a los ciudadanos que se han refugiado en el hospital de Bentiu.

Por otro lado, Lanzer lamentó que los actos de violencia en los Estados del Alto Nilo, Unidad y Jonglei, sumado a "algunas dificultades logísticas", obstaculizan el trabajo humanitario en Sudán del Sur.

Sin embargo, reveló que la ONU ha lanzado una nueva campaña para responder a las necesidades humanitarias de esa población, con un presupuesto de 1.270 millones de dólares y aseguró que hasta la actualidad consiguió recaudar un 36 % de este fondo.

Aunque el Gobierno y los insurgentes alcanzaron firmar un alto el fuego, ambas partes se acusan mutuamente de violar la tregua, especialmente en los estados de Unidad, Jonglei y Alto Nilo.

Además, Lanzer informó de que los países donantes celebrarán una reunión en Oslo el próximo 20 de mayo para estudiar las ayudas que necesita Sudan del Sur.

El conflicto armado en Sudán del Sur comenzó el pasado 15 de diciembre cuando el Gobierno acusó de un supuesto intento de golpe de Estado a Machar, rival político del presidente sursudanés, Salva Kiir.

La ONU alertó a principios de mes de que unos 3,7 millones de personas están amenazadas de la hambruna en Sudán del Sur y, si no se consiguen fondos para financiar la ayuda de emergencia, en los próximos meses puede producirse una catástrofe en el país, el más joven del planeta.