• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

ONU confirmó que Nigeria retirará sus "cascos azules" de Darfur

Tropa de la Fuerza de Separación de la ONU | AFP

Tropa de la Fuerza de Separación de la ONU | AFP

El anuncio de la retirada de las tropas nigerianas de Darfur se produce unos días después de la muerte de siete "cascos azules" tanzanos de UNAMID durante una emboscada en la que otros 17 militares resultaron heridos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), confirmó hoy que Nigeria retirará sus "cascos azules" de la misión del organismo y la Unión Africana en la región sudanesa de Darfur (UNAMID), pero no tiene constancia de que también quiera abandonar Mali.


"El Gobierno de Nigeria ha notificado a Naciones Unidas su decisión de retirar las tropas que tiene desplegadas en la misión de UNAMID", anunció hoy ante la prensa el portavoz de la ONU, Martin Nesirky.

Sin embargo, precisó que el Departamento de Operaciones de Paz no tiene constancia de que Nigeria también quiera retirar sus tropas de la Misión integrada de la ONU para la estabilización de Mali (MIUSMA).

El anuncio de la retirada de las tropas nigerianas de Darfur se produce unos días después de la muerte de siete "cascos azules" tanzanos de UNAMID durante una emboscada en la que otros 17 militares resultaron heridos.

El Gobierno sudanés acusó a una facción rebelde del Movimiento de Liberación de Sudán (MLS) de la emboscada mortal, uno de los ataques más graves contra "cascos azules" de UNAMID desde su despliegue en esa región y el tercero en las últimas tres semanas.

Precisamente hoy la Corte Penal Internacional (CPI) informó de que se está planteando calificar de crimen de guerra la muerte de los siete cascos azules, según anunció la fiscal de la CPI, Fatou Bensouda.

El conflicto de Darfur se inició cuando dos grupos insurgentes se alzaron en armas a comienzos de 2003 contra el régimen de Jartum en protesta por la pobreza y la marginación que sufrían los habitantes de esta región.

UNAMID se desplegó a principios de 2008 y cuenta con más de 20.000 militares, aparte de personal civil, en una guerra civil que ha causado al menos 300.000 muertos y 2,7 millones de desplazados, según datos de la ONU.