• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

ONU pidió ayuda para refugiados sirios en Líbano

Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas | AFP

Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas | AFP

El Consejo de Seguridad de la ONU subrayó "la necesidad de asistencia a los refugiados y a las comunidades de acogida a una escala sin precedentes, y de ayudar a las autoridades libanesas a afrontar este extraordinario reto financiero y estructural"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó hoy el último brote de violencia en Líbano y pidió a la comunidad internacional ayuda "a una escala sin precedentes" para atender el "dramático" aumento de refugiados sirios en ese país.

"Subrayamos la necesidad de asistencia a los refugiados y a las comunidades de acogida a una escala sin precedentes y ayudar a las autoridades libanesas a afrontar este extraordinario reto financiero y estructural", dijo el Consejo en una declaración presidencial.

Los quince miembros del máximo órgano de decisión de la ONU hicieron un llamamiento a la comunidad internacional en el que "urgen" a los países a aportar fondos de forma "inmediata" que respondan a la petición de ayuda de las autoridades libanesas.

El Consejo de Seguridad dijo estar "gravemente preocupado" por el "dramático" aumento del número de refugiados sirios que llegan a Líbano huyendo de la guerra civil en su país, unos 587.000, así como los 65.000 refugiados palestinos.

Asimismo, condenó el último brote de violencia de los grupos armados en Libia, incluidos los atentados de Trípoli y Sidon que dejaron al menos 16 militares muertos y medio centenar de heridos, y trasmitió sus condolencias a los familiares de las víctimas.

Al menos 53 personas resultaron heridas el lunes por la explosión de un coche bomba en un barrio del sur de Beirut, considerado feudo del grupo chií libanés Hizbulá, informó el ministro de Salud, Ali Jalil.

La tensión también se ha extendido al norte de Líbano, principalmente a la ciudad de Trípoli, uno de los focos de mayor violencia entre partidarios y detractores del presidente sirio, Bachar al Asad.

En la misma declaración, los miembros del Consejo mostraron hoy su "creciente preocupación" por el marcado aumento de los disparos desde Siria, y por las incursiones, secuestros y tráfico de armas en la zona de la frontera.

Así, condenaron las violaciones a la soberanía de Libia, llamaron a respetar su integridad territorial y destacaron el "papel crucial" de las fuerzas de seguridad libanesas para mantener la autoridad del estado en todo el país y responder a los nuevos retos de seguridad.

El máximo órgano de decisión de Naciones Unidas hizo también un llamamiento a todas las comunidades libanesas a prestar apoyo a las Fuerzas Armadas como una institución neutral y "pilar básico" de la estabilidad del país.

La situación de seguridad en Líbano se ha deteriorado desde el estallido del conflicto sirio en marzo de 2011, con distintos ataques en la frontera y enfrentamientos entre partidarios y detractores del régimen de Al Asad.