• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

ONU: 46% de las afganas se casan con menos de 18 años

Niñas afganas / AP

Niñas afganas / AP

Con motivo del Día Internacional de la Niña, la Organización d elas Naciones Unidas ha querido concienciar al mundo de que el matrimonio infantil supone "una violación de los derechos humanos"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El matrimonio infantil en Afganistán es "una realidad", con el 46 % de las afganas que se casan cuando todavía no han cumplido la mayoría de edad y el 15% que lo hace antes de llegar a la quincena, señaló hoy la ONU en un comunicado.

Con motivo del Día Internacional de la Niña, la ONU ha querido concienciar al mundo de que el matrimonio infantil supone "una violación de los derechos humanos", según afirmó en el texto la misión de este organismo internacional en Afganistán (UNAMA).

La problemática del matrimonio infantil se centra en que la menor carece de madurez psicológica y física, por lo que no puede atender a las obligaciones que acarrea esa unión y su vida peligra si se queda encinta, detalla la nota.

De acuerdo con la UNAMA, el vínculo entre la edad y la mortalidad materna es muy grande, pues las madres que tienen entre 10 y 14 años tienen cinco veces más posibilidades de morir durante el embarazo o al dar a luz que las que tienen entre 20 y 24 años.

El organismo internacional apunta que ese enlace limita las opciones de la niña de prosperar en el futuro, aumenta el riesgo de que padezca violaciones y le niega la posibilidad de disfrutar de una infancia o de obtener una educación.

Según el comunicado, "para las afganas, sobre todo en las zonas rurales, el acceso a las escuelas todavía es muy limitado, debido a la restricción de movimientos, la falta de maestras, la situación de pobreza y las barreras culturales".

En Afganistán se combina una visión muy rigurosa del Islam con el atávico código de las tribus pastunes, conocido como "pastunwali", que aboca a las mujeres a un casi nulo papel decisorio.

La situación de las mujeres fue particularmente dura en el país asiático durante el régimen integrista talibán, que dominó Afganistán entre 1996 y 2001.

Se les forzó a vestir burka -prenda que cubre por completo el cuerpo excepto una estrecha rejilla a la altura de los ojos para poder ver- y se les prohibió trabajar, estudiar o salir al exterior a no ser que estuvieran acompañadas de algún pariente varón.