• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

ONU advierte lentitud de donantes ante ébola

Hospital St. Georg en Alemania, bajo medidas de seguridad | Foto: EFE

Hospital St. Georg en Alemania, bajo medidas de seguridad | Foto: EFE

La OMS calcula entre 5.000 y 10.000 casos por semana para diciembre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Organización de Naciones Unidas señaló que la actuación urgente de los países para contrarrestar la crisis del ébola es clave, sin embargo, advirtió que la respuesta de las naciones donantes ha sido lenta.

Jan Eliasson, vicesecretario general del organismo, expresó que del millardo de dólares solicitado por las agencias de la ONU para esa emergencia, solamente se ha recibido una cuarta parte.

Entretanto, la Organización Mundial de la Salud manifestó su alarma por la rapidez con la que algunos gobiernos han descartado eventuales casos de ébola importados, y recordó que el proceso de confirmación o descarte de una infección es complejo. “La OMS está alarmada por informes mediáticos sobre casos sospechosos de ébola importados a nuevos países que han sido descartados por ministros de salud o por funcionarios gubernamentales horas después de haber ingresado al país”, afirmó un comunicado.

La organización añadió que esta rápida determinación del estatus es imposible, lo que crea dudas sobre la información oficial que se comunica al público y a los medios.

La instancia recordó que son necesarias 2 pruebas separadas por 48 horas en las que no haya constancia del virus para que un paciente asintomático sea declarado no portador.

Asimismo, la agencia sanitaria de la ONU recordó que si el país no tiene un laboratorio específico para fiebres hemorrágicas, debería mandar las muestras a un centro reconocido por la OMS.

El organismo calculó que a principios de diciembre el número de casos de ébola alcanzará  entre 5.000 y 10.000 por semana.

Bruce Aylward, director general adjunto del organismo, expresó que se espera que en la primera semana de diciembre se llegue a ese máximo y que a partir de ahí el número de infectados comenzará a decrecer paulatinamente, gracias a las acciones de lucha contra la enfermedad que se están aplicando.

El número de infectados es de 8.914 personas y hay un promedio semanal de 1.000 contagios. El porcentaje de mortalidad sigue situándose en 70% de los afectados.
 
Otra víctima. Un miembro internacional del equipo médico de Naciones Unidas que se contagió de ébola en Liberia falleció a pesar de "intensos procedimientos médicos", según los médicos del hospital St. Georg en Alemania que lo atendieron.

El hombre de 56 años de edad, cuyo nombre no ha sido relevado, dio positivo por ébola el 6 de octubre y llegó a Leipzig tres días después. Su contagió puso en alerta a la misión de paz de la ONU en Liberia, que tuvo que poner bajo intensa observación médica a 41 de los miembros que pudieron haber estado en contacto con él.

El hombre era el tercer paciente con ébola que fue repatriado a Alemania para recibir tratamiento médico.

El Comité Europeo de Seguridad Sanitaria examinó ayer posibles opciones de control en los aeropuertos para limitar el riesgo de entrada en la Unión Europea de personas infectadas con el virus. Las aportaciones de los representantes de los Estados miembros, que ya abordaron por primera vez el asunto la semana pasada, servirán para preparar la reunión ministerial que tendrá lugar mañana en Bruselas para tratar la realización de esos exámenes a los pasajeros.
 
 
Repuestas sobre anticuerpos
 
La enfermera Nina Pham tratada en Dallas tras contagiarse de ébola al atender al primer paciente diagnósticado en Estados Unidos recibió una transfusión de plasma de un médico que sobrevivió a su propia infección después de recibir un tratamiento similar.

El motivo es que los anticuerpos en la sangre de un sobreviviente pueden ayudar a un paciente a combatir el virus. El médico James Crowe, inmunólogo y director del Centro Vanderbilt de Vacunación en Nashville, aclaró algunas dudas al respecto.

—¿Qué son los anticuerpos?

—Los anticuerpos son elementos producidos por el sistema inmunológico para combatir un germen y permanecen en la sangre durante algún tiempo después de que se cura una infección. Determinadas células del sistema inmunológico se reabastecen para que el organismo sea capaz de combatir la infección si reaparece el mismo germen. El enfermo de ébola tarda en producirlos, de modo que podría necesitar los anticuerpos de algún otro hasta poder producir los propios.

—¿Por qué los médicos dan plasma?

—El plasma, la parte clara de la sangre, contiene anticuerpos.

—¿Hay pruebas de que dé resultado?

—Los anticuerpos han ayudado a mucha gente a combatir otras enfermedades infecciosas, pero su uso contra el ébola es demasiado reciente como para establecerlo.

—¿Con qué frecuencia se puede donar plasma?

—Se cree que uno puede reemplazar los anticuerpos en dos días, de modo que no es raro que alguien done dos veces por semana.