• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

ONU pide a Honduras que acabe con la "impunidad" en asesinatos de abogados

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, dijo que los defensores de derechos humanos, los abogados y los periodistas hondureños sufren de "inseguridad crónica" en le país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los defensores de derechos humanos, los abogados y los periodistas hondureños sufren de "inseguridad crónica", denunció hoy la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, quien pidió al gobierno que acabe "con la impunidad" que permite que sucedan estos crímenes.

Pillay hizo estas declaraciones tras conocer los asesinatos de un fiscal de Derechos Humanos y de un abogado de campesinos que exigen tierras para cultivar.

El abogado Antonio Trejo, defensor de grupos de campesinos en el Caribe de Honduras, fue asesinado el sábado pasado por unos pistoleros en Tegucigalpa, tras recibir durante meses amenazas de muerte.

Dos días después, Manuel Díaz, fiscal de Derechos Humanos, murió en un ataque similar en Choluteca, en el sur del país.

"Tristemente, estos crímenes deplorables no son casos aislados", lamentó la Alta Comisionada.

"En Honduras, hay un amenazante clima de inseguridad y violencia. Y los defensores de los derechos humanos son objetivo de amenazas, acoso, y asesinato. La impunidad que rodea estas violaciones es inaceptable. Cuando los autores saben que los van a detener, no dudan en asesinar a algunos de los mejores defensores de derechos humanos del país", agregó.

Según el Colegio de Abogados de Honduras, 74 letrados han sido asesinados en los últimos tres años, sin que haya habido una respuesta adecuada de las autoridades.

Además, en los últimos 24 meses, más de 60 personas han sido asesinadas en disputas sobre la propiedad de la tierra.

"Hago un llamamiento al Gobierno para que haga los esfuerzos necesarios para esclarecer los asesinatos del señor Trejo Cabrera y el señor Díaz Mazariegos, y que los ataques o amenazas contra otros defensores de los derechos humanos sean tomadas en serio e investigadas", solicitó Pillay.

"Es esencial que las personas que cometen estos crímenes sean llevadas ante la Justicia. No hacerlo, sólo exacerbará lo que ya es una situación muy grave".

Asimismo, la Alta Comisionada solicitó al ejecutivo hondureño que tome las medidas necesarias para revertir la actual situación de vulnerabilidad de los defensores de los derechos humanos y de los periodistas en el país, tal y como ha sido pedido en reiteradas ocasiones por la ONU.

Honduras, país considerado por las Naciones Unidas como el más violento del mundo, registró en 2011, una tasa de 86,5 homicidios por cada 100.000 habitantes, muy superior a la media Latinoamérica de 20 y a la mundial de 8,8, según la Oficina de la Alta Comisionada.