• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

España destacó que no injerencia y derechos humanos son principios complementarios

ONU / foto: archivo

ONU / foto: archivo

Secretario de Estado de Asuntos Exteriores en funciones de España, Ignacio Ybáñez, insistió en la necesidad de persistir en la "diplomacia preventiva"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

España defendió hoy en la ONU que el respeto a la no injerencia en los asuntos internos y la defensa de los derechos humanos son ideas complementarias, y a la larga garantizan la preservación de la paz y la seguridad mundial.

"En el fondo son partes, dos caras de una moneda", dijo a Efe el secretario de Estado de Asuntos Exteriores en funciones de España, Ignacio Ybáñez, poco después de defender ese principio en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Venezuela, el país que preside este mes el consejo, convocó para hoy un debate general para defender el principio de soberanía nacional y cómo se puede ver afectado por las acciones de Naciones Unidas.

En el debate, con la intervención de unos setenta oradores, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, alertó de la posibilidad de que algunas naciones se escuden en la defensa de su soberanía para rechazar actuaciones por violaciones a los derechos humanos.

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, por su parte, criticó a "intereses particulares de dominación imperialista" por promover "el intervencionismo y la vulneración del derecho a la autodeterminación de los pueblos".

Ybáñez dijo que el derecho a la integridad territorial y el tema de los derechos humanos "son dos caras de una misma moneda".

"El concepto que tenemos todos de los derechos humanos -añadió- es que son valores que están por encima de la labor de los estadoss y, por lo tanto, los estados tienen una obligación. Existe esa responsabilidad, y si hay una violación continuada, es un factor de desequilibrio".

El alto funcionario español agregó que, además, el escrutinio que puede realizar el sistema de Naciones Unidas sobre la observancia de los derechos humanos es "un proceso muy enriquecedor", porque permite identificar las debilidades y corregirlas.

"Los países que ponen limitaciones a esa posibilidad de hacer ese escrutinio entre unos y otros lo que suelen demostrar es que no tienen una convicción de que efectivamente estén cumpliendo bien los derechos humanos", agregó Ybáñez.

En su mensaje ante el consejo, el alto funcionario español defendió el principio de que "la paz y la seguridad internacionales son indisociables del respeto a los derechos humanos".

"Cada vez es más evidente la relación estrecha entre estos dos pilares de la organización, y de cada uno de ellos con el tercero, el desarrollo", agregó.

Ybáñez insistió en la necesidad de persistir en la "diplomacia preventiva", y también recordó la posición de España y de otros países sobre la necesidad de que las potencias mundiales con derecho a veto en el Consejo de Seguridad acepten voluntariamente no usarlo en casos de graves crímenes.

"A veces la simple amenaza del veto desincentiva la búsqueda de soluciones y contribuye al estancamiento de los conflictos", dijo el secretario español en su intervención ante el consejo.