• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

ONU insta a Afganistán a aplicar la ley contra la violencia de género

Si bien se observa un aumento del número de denuncias y, por ende, de la confianza de las mujeres en este texto jurídico, se registra al contrario una disminución del número de inculpaciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La ONU instó el domingo a las autoridades afganas a multiplicar sus esfuerzos para aplicar una ley contra la violencia de género, que es a menudo pisoteada por la policía, los fiscales y los tribunales.

Afganistán adoptó en 2009 la Ley para la Eliminación de la Violencia contra las mujeres, que sanciona entre otros, los matrimonios forzados y de menores así como la práctica conocida como 'baad', que consiste en entregar a una mujer o a una niña para poner fin a una disputa.

Sin embargo, en un informe publicado el domingo, la ONU señala que entre 1.669 denuncias de violencia de género registradas en 2012 en las 16 de las 34 provincias afganas estudiadas, sólo 109 (7%) fueron juzgadas en virtud de esta ley.

Si bien se observa un aumento del número de denuncias y, por ende, de la confianza de las mujeres en este texto jurídico, se registra al contrario una disminución del número de inculpaciones, subraya el informe.

La directora para los Derechos Humanos de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA), Georgette Gagnon, señaló que, cuando es aplicada, esta ley protege a las mujeres afganas víctimas de violencia, pero lamentó que muchos de estos casos no llegan hasta los tribunales.

La policía afgana se muestra "reacia" a aplicar esta ley y su aplicación en los tribunales es "lenta", dijo por su parte la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay.

Las familias afganas optan a menudo por la mediación de las 'jirgas' o de las 'shuras', asambleas locales que reúnen a jefes tribales para resolver casos de violencia contra las mujeres. Sin embargo, estos mecanismos "no siempre protegen a las mujeres, ya que no imponen penas" contra los culpables de la violencia, subraya la ONU.

El informe cita el caso de una adolescente de 15 años que fue forzada a casarse con un hombre que la golpeaba. Tras una mediación, su marido se comprometió ante la policía local a no volver a golpearla.

"Después de un mes, comenzó nuevamente a golpearme e intentó matarme, pero mis vecinos se interpusieron y me salvaron", confió esta joven a la ONU, quien estima que en virtud del 'Pashtunwali', código de ética de los pashtunes que viven en el sur del país, su familia habría sido deshonorada si el caso hubiera llegado ante los tribunales.