• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Las ONG rusas se rebelan contra Putin

El presidente de Rusia, Vladímir Putin / Foto: AFP

El presidente de Rusia, Vladímir Putin / Foto: AFP

Las principales organizaciones se declararon en desobediencia civil contra la ley promulgada por el presidente de Rusia, que les obliga a registrarse como "agentes extranjeros" por recibir financiación exterior y participar en política

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las principales ONG rusas se declararon hoy en desobediencia civil contra la ley promulgada por el presidente de Rusia, Vladímir Putin, que les obliga a registrarse como "agentes extranjeros" por recibir financiación exterior y participar en política.

"No cumpliremos esa ley absurda. No nos declararemos agentes extranjeros por que no lo somos. Eso sería mentir. No trabajamos para otro país, sino para los ciudadanos rusos cuyos derechos son violados por el Estado", aseguró a Efe Ludmila Alexéyeva, veterana activista soviética y rusa.

La controvertida ley, que entró hoy en vigor, considera políticamente activas a las ONG que financien u organicen acciones políticas que persigan influir en la toma de decisiones de instituciones estatales y participen en la formación de la opinión pública.

Las ONG rusas recuerdan que durante las purgas estalinistas de los años 30 del siglo pasado las autoridades soviéticas obligaban a miles de personas a declararse agentes extranjeros.

"En Rusia agente extranjero se entiende como algo negativo desde la era soviética. Es como ser un enemigo del pueblo. Esto es muy peligroso. Si nos declaramos agentes extranjeros, según la nueva ley sobre alta traición, se nos puede acusar de espionaje", afirmó Grigori Melkonyans, subdirector de la organización Golos (Voto).

Los responsables de las ONG que se nieguen a presentar la documentación para ser incorporadas al registro podrán ser sancionados con multas de hasta 300.000 rublos (9.200 dólares), 480 horas de trabajos comunitarios e, incluso, penas de prisión.

"Las ONG debemos dar ejemplo de resistencia ante una ley tan represora, contra los planes de instaurar un Estado cerrado y autoritario. Lo peor que nos puede pasar es que nos metan en prisión", declaró a Efe Lev Ponomariov, dirigente de Por los Derechos Humanos.

El activista explicó que esperarán a recibir el primer documento oficial de obligado cumplimiento para recurrir a la Justicia ordinaria, al Constitucional y al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, por ese orden.

"Seguro que tomarán medidas represoras. Nos multarán. Nos pueden cerrar como personalidad jurídica. Privarnos de registro judicial. Podemos perder la oficina. Pues trabajaremos en casa, buscaremos financiación rusa y resistiremos", dijo.

Putin ha apoyado la ley con el argumento de que EEUU lleva décadas defendiéndose con una legislación similar de la influencia exterior.

Los activistas replican que la ley hace una interpretación tan amplia y libre sobre el concepto de actividad política que cualquier organización puede verse afectada, lo que consideran una actitud típica de Estados totalitarios.

"No somos organizaciones políticas. Ninguno de nosotros lucha por el poder. La ley es un nuevo paso para la eliminación de las ONG independientes. Es un auténtico chantaje. O te registras como agente o te hacen la vida imposible", subrayó Melkonyans.

Anteriormente, el Gobierno ruso ya cortó a las ONG una de sus principales fuentes de financiación, al ordenar el cierre de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) por "influir mediante la entrega de subvenciones en los procesos políticos".

"Todos tenemos problemas de financiación. USAID era el principal de nuestros patrocinadores. Estamos buscando financiación rusa. Por suerte, tenemos muchos voluntarios", agregó el activista de Golos, organización que observa elecciones y defiende los derechos de los votantes.

Por su parte, Alexandr Cherkasov aseguró que Memorial, organización que defiende la rehabilitación de los represaliados soviéticos, no renunciará a la financiación extranjera.

"Tenemos una gran responsabilidad ante mucha gente. También esperamos encontrar patrocinadores rusos que no sean cobardes y entiendan que los derechos humanos y la memoria histórica son importantes", señaló.

Hoy mismo la oficina de Memorial en el centro de Moscú apareció con una gran pintada en la que se leía "Agentes extranjeros" y un corazón dibujado junto a la palabra USA.

Los activistas enmarcan esta legislación en la campaña de medidas adoptadas por Putin contra la oposición (encarcelamientos), la libertad de manifestación (ley sobre mítines), información (tipificación de la calumnia como delito penal) e internet (lista negra de páginas web).

"Somos peligrosos por que recibimos mucho apoyo durante las elecciones. Las autoridades tienen miedo de que las ONG ganen fuerza y la gente empiece a exigir reformas políticas y legislativas", indicó el activista de Golos.