• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

ONG esperan respuesta del gobierno venezolano sobre casos de tortura

Alfredo Romero, director general del Foro Penal Venezolano | Foto: Cortesía

Alfredo Romero, director general del Foro Penal Venezolano | Foto: Cortesía

El abogado y director del Foro Penal, Alfredo Romero, denunció la falta de independencia del poder judicial y la ausencia del Estado de Derecho en Venezuela

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El abogado y director del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero, expresó que las organizaciones no gubernamentales están a la espera de que el gobierno venezolano responda a los cuestionamientos del Comité contra la Tortura de Naciones Unidas.

“Dentro de aproximadamente dos horas debe responder. Se plantearon seis puntos esenciales”, indicó en una entrevista concedida a Unión Radio, desde Ginebra.

Indicó que el objetivo es obtener respuesta del gobierno sobre los casos de tortura que han presentado en el país, no solo de 2014, sino de 2013.

Romero mencionó el caso de Marvinia Jiménez, que fue brutalmente golpeada por una funcionaria de la Guardia Nacional en Valencia. La responsable no ha sido detenida, a pesar de la orden de captura que hay en su contra.

También destacó que el Estado venezolano no realizó los exámenes forenses a muchos de los 3.400 detenidos desde febrero de este año.

El director del Foro Penal destacó además las violaciones a los derechos humanos de Leopoldo López, Enzo Scarano, Daniel Ceballos y Salvatore Lucchese, detenidos en la cárcel de Ramo Verde. “El aislamiento también es una forma de tortura”, agregó.

Precisó que plantearon el caso de la jueza María Lourdes Afiuni, como una evidencia de la falta de independencia de los poderes en el país y de la ausencia del Estado de Derecho.

“El caso Afiuni ha traído como consecuencia la amenaza que sienten jueces por las decisiones que tomen cuando se trata de casos con motivación política, debido a que ya  no solo se trata de la destitución del juez, sino del posible encarcelamiento. Ello implica una clara falta de independencia de los jueces y un quebrantamiento del sistema de justicia autónomo, lo que afecta la esencia del Estado de Derecho. Si esto no existe, menos se puede hablar de que se conozcan casos de tortura”, dijo.