• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

OMS: Hay 4.818 muertos y 13.042 contagiados por ébola

5.000 personas han fallecido | Foto EFE

La OMS contabilizó las muertes y los contagios del ébola en el mundo | Foto EFE

La organización alerta de que hay más infecciones y fallecimientos de los contabilizados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) rebajó hoy a 4.818 el número de muertos por ébola hasta el 2 de noviembre de un total de 13.042 casos registrados en Guinea Conakri, Liberia, España, Estados Unidos, Mali, Nigeria, Senegal y Sierra Leona.

En su último informe, la OMS alerta de que hay más infecciones y fallecimientos a causa del virus del Ébola de los contabilizados.

Indica que en los tres países más afectados por la enfermedad (Guinea, Liberia y Sierra Leona) el contagio sigue siendo intenso y persistente con casos semanales en todos ellos, especialmente en las capitales.

Al respecto, señala que la incidencia semanal de casos permaneció estable en Guinea, descendió en Liberia y aumentó en Sierra Leona.

Por países, Guinea ha registrado 1.731 casos y 1.041 fallecimientos y, en concreto, en los últimos 21 días se han contabilizado 256 nuevas infecciones.

Liberia, el país más afectado por el ébola, ha registrado 6.525 casos (398 nuevas infecciones en los últimos 21 días) y 2.697 decesos.

En Sierra Leona se han contabilizado 4.759 contagios (1.174 en las tres últimas semanas) y 1.070 muertes.

Hasta la fecha se han infectado con el virus del Ébola 546 trabajadores sanitarios, de los que 310 han muerto.

Además, el informe de la OMS constata que los 83 contactos de la auxiliar de enfermería española Teresa Romero -infectada por ébola y que ha superado la enfermedad- completaron los 21 días de vigilancia.

Precisamente hoy Teresa Romero, primera contagiada del virus del Ébola en Europa, recibió el alta y abandonó el hospital madrileño en el que permaneció 30 días.

El actual brote de ébola en África Occidental es el más devastador desde que el virus fue descubierto en la actual República Democrática del Congo en 1976.