• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

OMS pide medidas drásticas contra el peor brote mundial de ébola

Tiene una tasa de mortalidad de más de 90%, sin vacuna ni cura conocida / EFE

Tiene una tasa de mortalidad de más de 90%, sin vacuna ni cura conocida / EFE

Van 635 infectados y 399 muertos por la enfermedad desde febrero

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un brote de ébola que comenzó en Guinea se ha convertido en una crisis que se puede extender a más países, advirtió este jueves la Organización Mundial de la Salud, que pide una acción drástica para detener la epidemia mortal.

Pese a los esfuerzos de las autoridades sanitarias nacionales y de las organizaciones de ayuda internacionales para frenar su expansión, la OMS ha registrado 635 infecciones, entre ellas 399 muertes en Guinea, Sierra Leona y Liberia desde que se detectó en febrero.

El brote ya es el más mortífero desde que el ébola apareció por primera vez en África central en 1976, y el número de infecciones sigue aumentando.

"Ya no es un brote específico de un país, sino una crisis subregional que requiere una acción firme de los gobiernos y socios", dijo Luis Sambo, director regional de la OMS para África, en un comunicado.

Por la crisis, la OMS convocará a una reunión especial de los ministros de Salud de 11 países en Accra, Ghana, el 2 y el 3 de julio, para desarrollar un plan de respuesta exhaustivo.

El ébola, con una tasa de mortalidad de más de 90%, sin vacuna ni cura conocida, no había aparecido antes en la región occidental de África. La gente ha comenzado a estar aterrada de las instalaciones sanitarias, acusándolas de importar y extender el virus.

El virus del ébola provoca inicialmente fiebre, dolores de cabeza, daño muscular, conjuntivitis y debilidad, antes de pasar a fases más graves con vómitos, diarrea y hemorragias internas y externas.

Médicos sin Fronteras dijo esta semana que la falta de comprensión supone que la gente sigue preparando cadáveres y asistiendo a funerales, exponiéndolas a una enfermedad transmitida por el contacto con las víctimas o mediante fluidos corporales.

La ONG acusó a los grupos de la sociedad civil, a gobiernos y autoridades religiosas de no reconocer el tamaño de la epidemia, sin que figuras prominentes promuevan la lucha contra la enfermedad.