• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La OMS insta a invertir en salud en Europa para combatir la austeridad

En cuanto a las políticas de salud pública, la OMS recomienda impulsar más medidas de prevención a fin de "reducir las causas inmediatas de la desigualdad en la salud", como pueden ser el consumo de tabaco y alcohol y la obesidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) instó a los países europeos a invertir en salud pública para reducir los efectos a largo plazo de las medidas de austeridad aplicadas para combatir la crisis económica.

Al presentar un estudio sobre desigualdades de salud en 53 países de Europa, la directora regional de la OMS, Zsuzsanna Jakab, aseguró que los recortes "amenazan con crear una emergencia sanitaria" que, si no se ataja, tendrá graves consecuencias económicas, sociales y de salud.

"Los gobiernos pueden elegir. Se trate de países ricos o pobres, se pueden tomar decisiones que tendrán un efecto clave en la salud de los ciudadanos, es una cuestión de prioridades", subrayó.

El informe, coordinado por Michael Marmot, director del Instituto de Equidad Sanitaria del University College de Londres, analiza los "determinantes sociales" que inciden en la salud de las personas -como dónde nacen, se crían, viven, trabajan y envejecen- y recomienda medidas para mejorar en cada uno de ellos.

Una de las lacras de la austeridad, que los gobiernos deben combatir para evitar consecuencias a largo plazo, es el desempleo juvenil, que, según Marmot, "es una bomba de relojería para la salud pública a punto de explotar".

Destacó el caso de España, que, con un índice de desempleo entre la gente joven del 52 % -el más alto de Europa-, debe tomar medidas para evitar lacras futuras.

La falta de empleo, advirtió, "perjudica la salud", pues está relacionada con un mayor índice de suicidio y enfermedades mentales, un aumento de la delincuencia, una tasa de mortalidad más alta y menores perspectivas de progreso en la vida, lo que a su vez tiene efectos para "las futuras generaciones" que nacen en esas circunstancias.

Para asegurar la salud de la población es necesario también invertir en un buen sistema de protección social, con ayudas para los más vulnerables, así como en un sistema sanitario público "de acceso universal".

"Hay que asegurarse de que no son los más desfavorecidos los que cargan con el peso de la austeridad", subrayó Marmot.

En cuanto a las políticas de salud pública, la OMS recomienda impulsar más medidas de prevención a fin de "reducir las causas inmediatas de la desigualdad en la salud", como pueden ser el consumo de tabaco y alcohol y la obesidad.

El estudio, titulado "Revisión de los determinantes sociales y la división en salud en la región europea de la OMS", trabajó con datos y estadísticas ya en el dominio público y que sitúan a España a la cabeza del desempleo juvenil, si bien también lidera la tabla de mayor expectativa de vida.

Su autor destacó que la salud "es un derecho" y, en la situación actual de precariedad económica, los gobiernos "deben preguntarse cómo afectan las medidas que se están tomando en la salud de la población".

"Ningún país en Europa puede relajarse", dijo el experto, pues incluso en los más ricos y que invierten en salud pública "han aumentado las desigualdades dentro de la escala social".