• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

OMS garantiza el suministro 6 meses de equipos de protección contra el ébola

Panamá, que no registra ningún caso de ébola, decretó el pasado 14 de octubre una alerta sanitaria preventiva / AFP

Se ha previsto la compra mensual de medio millón de juegos completos de protección / AFP

Se ha previsto la compra mensual de medio millón de juegos completos de protección, constituidos por material para proteger las mucosas de los ojos, nariz y boca, la cabeza y la nuca; así como guantes, batas o monos médicos y botas impermeables

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo hoy que el aprovisionamiento de equipos de protección individual para el personal sanitario que luchan contra el ébola en los tres países más afectados de África occidental está garantizado para los próximos seis meses.

En total, se ha previsto la compra mensual de medio millón de juegos completos de protección, constituidos por material para proteger las mucosas de los ojos, nariz y boca, la cabeza y la nuca; así como guantes, batas o monos médicos y botas impermeables.

La epidemia ha disparado la demanda de este tipo de equipamiento y desde que el brote de ébola se convirtió en epidemia, el pasado marzo en Guinea, la OMS ha distribuido un millón de equipos de protección, reveló su director de Suministros y Seguridad, Edward Kelley.

La demanda que se ha generado no sólo en los países donde el virus circula de manera intensiva, sino en otros con un puñado de casos pero que quieren ponerse a buen resguardo, como Estados Unidos, ha hecho temer un eventual agotamiento de las reservas.

No obstante, Kelly aseguró hoy que la OMS intenta dar prioridad al suministro del material en las áreas afectadas , en Liberia y Sierra Leona, además de Guinea.

En estos países, cada persona que entra en contacto con personas infectadas por el ébola tiene que cambiarse totalmente de equipamiento cada vez que entra en las zonas de tratamiento.

La mayoría de elementos de los equipos de protección son, además, desechables.

En vista del importante número de sanitarios infectados (521 casos, con 272 muertos), la OMS publicó hoy una revisión de las directivas para el uso de esos equipos en situaciones de brotes de virus causantes de fiebres hemorrágicas severas.

En momentos en que la epidemia de ébola se encuentra en su octavo mes, Kelly dijo que las investigaciones sobre los casos de contagio entre el personal sanitario son difíciles porque dependen de los recuerdos de los afectados.

Sin embargo, existe evidencia de que la mayoría de casos ocurren una vez que éstos han salido de las áreas de tratamiento.

Una parte importante ocurre cuando se retira el equipo de protección, y tiene igualmente más posibilidad de suceder cuanto mayor es el número de pacientes con respecto al personal disponible para su atención, por el cansancio y estrés que esto genera.

Entre las recomendaciones que la OMS ha creído conveniente reforzar está la relacionada con la necesidad de "cubrir completamente las membranas mucosas de los ojos, nariz y boca mientras se atiende a los pacientes", así como la de usar anteojos de protección o pantallas faciales, pero no los dos al mismo tiempo.

Según los expertos de la OMS, "la contaminación de membranas mucosas es probablemente el modo de transmisión más importante" del ébola y los elementos que las protegen deben se quitados en el último instante del proceso de retirada del equipamiento completo.

Asimismo, se considera absolutamente necesario usar guantes dobles para reducir el riesgo de transmisión debido a agujeros o daños sufridos por los mismos a causa de los desinfectantes.

Los guantes dobles también pueden prevenir heridas con agujas o la contaminación de las manos cuando se retira el equipamiento, aunque se reconoce que esto reduce la sensibilidad del contacto y ciertas molestias.

En cambio, se desaconseja el uso de cinta adhesiva para ajustar los guantes al traje de protección porque hace más difícil retirarlo y obliga a realizar manipulaciones adicionales que pueden provocar que se rompa o se rasgue.

Otra recomendación tiene que ver con el material en si del traje o mono médico, que debe ser resistente a la penetración de fluidos corporales y a patógenos transmitidos por la sangre.