• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Numerosos fieles desafían la lluvia para ver la segunda fumata del cónclave

Una fuerte expectación se vive en San Pedro pese a que ayer la fumata fue negra y, a menos de una hora de que salga la segunda fumata de este cónclave, la gente se acerca a la Plaza pertrechada con paraguas y gabardinas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Plaza de San Pedro ha amanecido hoy con numerosos fieles que desafiando el mal tiempo reinante en Roma esperan el resultado de la segunda fumata de este cónclave en que se elegirá al sucesor de Benedicto XVI.

A cubierto bajos las imponentes columnas de la plaza se puede ver tanto a los fotógrafos como a los medios de televisión, así como a muchos fieles entre ellos unos grupo de polacos que ondean banderas de su país mientras entonan canciones.

También 70 niños de una escuela de Milán han acudido a la zona a la Basílica de San Pedro, cuya cúpula permaneció anoche iluminada.

Una fuerte expectación se vive en San Pedro pese a que ayer la fumata fue negra y, a menos de una hora de que salga la segunda fumata de este cónclave, la gente se acerca a la Plaza pertrechada con paraguas y gabardinas.

La fumata puede verse en dos grandes pantallas situadas en los laterales de la Plaza de San Pedro que mantienen la imagen fija del techo de la Capilla Sixtina, con los dos metros de chimenea de la que ayer salió una densa humareda negra poco antes de las ocho de la tarde.

Hoy, los 115 cardenales electores salieron a las 7.45 horas local (06.45 GMT) de la residencia de Santa Marta para dirigirse a la Capilla Paulina, que se encuentra a casi un kilómetro de distancia.

Allí concelebraron misa antes de entrar en la Sixtina, distante pocos metros, alrededor de las 9.30 horas local (08.30 GMT).

Una vez en la capilla Sixtina, los prelados rezarán primero las laudes de la Liturgia de las Horas e inmediatamente después comenzará la segunda votación para elegir al sucesor del papa Ratzinger, después de que la primera, realizada en la tarde de ayer martes, concluyera en "fumata negra".

La normativa vaticana establece que para ser elegido papa son necesarios dos tercios de los votos. Al ser 115 los cardenales electores, el elegido necesita, como mínimo, 77 votos.