• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Nuevo gobierno busca bajar tensión

Un peshmerga se prepara contra los yihadistas en el frente de Majmur, 280 kilómetros al norte de Bagdad | Foto AFP

Un peshmerga se prepara contra los yihadistas en el frente de Majmur, 280 kilómetros al norte de Bagdad | Foto AFP

El saliente primer ministro Nuri al Maliki afirmó que desafiará la decisión que en su opinión viola la Constitución

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobierno de Irak designó a Haidar al Abadi para reemplazar al primer ministro Nuri al Maliki, muy criticado por su sectarismo y señalado como el principal causante de la inestabilidad que ha generado la insurgencia del Estado Islámico.

Mientras el gobierno combate a los extremistas en el norte, en Bagdad la situación política arde. Las ansias del primer ministro crean más tensión. Ayer en la noche se produjo un irregular despliegue de tropas en Bagdad.

El presidente de Irak, Fuad Masum, encargó a Al Abadi, dirigente de la coalición Estado de Derecho, que forme un nuevo gobierno. Al Maliki aseveró que demandará a Masum por violar la Constitución.

Importantes dirigentes y líderes de opinión iraquíes, así como Estados Unidos, a través del secretario de Estado, John Kerry, mostraron su respaldo al nombramiento de Al Abadi.

El presidente Barack Obama subrayó en una alocución, realizada desde Martha’s Vineyard, donde está de vacaciones con su familia, la necesidad de aumentar los esfuerzos para contener la amenaza terrorista y asegurar la asistencia humanitaria a los civiles refugiados en el monte Sinyar, en el norte de Irak, donde miles de yazidíes, kurdos musulmanes y cristianos se encuentran aislados por las fuerzas yihadistas.

El gobernante hizo votos porque el nuevo gobierno represente a la totalidad del pueblo iraquí sin excepciones y agregó que solo los iraquíes pueden solucionar sus problemas.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, celebró la designación pero pidió calma después de que Al Maliki prometió desafiar la decisión, reportó Efe.

El nombramiento de Al Abadi respeta la Constitución iraquí y es un avance en la formación de un gobierno en Irak, que se enfrenta con la ofensiva yihadista, dijo Ban en un comunicado.

Hasta el Vaticano dejó de lado su tradicional pacifismo. El observador permanente de la Santa Sede en las Naciones Unidas, monseñor Silvano Tomassi, justificó el bombardeo de Estados Unidos antes de que fuera demasiado tarde, informó la agencia AFP.

Consternado por la violencia el papa Francisco pidió el domingo una solución política eficaz, internacional y local para la situación que han causado los yihadistas a los que criticó: “No se puede hacer la guerra en nombre de Dios”.


Ofensiva. Expertos consideran que la desestabilización de Irak implicaría para la Casa Blanca un convulso Medio Oriente y la posibilidad de perder, en manos de extremistas, la multimillonaria inversión de una costosa guerra para alcanzar la estabilidad política de un país con importantes pozos petroleros. Washington empezó a suministrar arsenal militar a la milicia kurda Pershmerga, indicaron funcionarios norteamericanos.

Obama autorizó la semana pasada el inicio de bombardeos aéreos para limitar el gran avance del Estado Islámico. El presidente de la región autónoma del Kurdistán, Masud Barzani, hizo un llamado el fin de semana para que la comunidad internacional le proporcione armas y municiones, reportó la agencia AP


Actores en pugna
Estado Islámico
La organización fundada en 2004 está integrada por yihadistas y milicianos sunitas radicales. Se sospecha que el grupo tiene entre 10.000 y 15.000 integrantes y cuenta con una amplia fortuna basada en la extorsión, secuestro y explotación de campos petroleros. Es conocido por su extrema violencia, son comunes las decapitaciones y actos brutales como crucificar a todo aquél que no entienda el Islam de manera tan radical como ellos. No solo amenazan a las minorías cristianas y yazidíes también a los musulmanes que los enfrentan. Disponen de armamento estadounidense abandonado por el Ejército iraquí.


Kurdos
Es una minoría étnica del norte de Irak que también está distribuida por la zona sur de Turquía y zonas de Irán y Siria. En Irak poseen una provincia con administración autónoma del poder de Bagdad, vivieron una relativa tranquilidad durante la incursión estadounidense de 2003, ya que los combates se produjeron principalmente en el centro y sur del país, lejos de su zona de gobierno. En su mayoría son musulmanes sunitas y en menor medida yazadíes. Han tenido que abandonar sus hogares amenazados por la violencia del Estado Islámico y por la poca respuesta del gobierno del primer ministro, el chiita Nuri al Maliki.


Nuri al Maliki
En la época del mandato de Saddam Hussein, laico sunita, las tensiones religiosas estaban controladas por la fuerza. El gobierno de Irak está dirigido ahora por el primer ministro Nuri al Maliki, de origen chiita. El gobernante ha sido acusado de sectario y de desmovilizar a los funcionarios sunitas del Ejército, por su preferencia religiosa, y sustituirlos por personas menos capacitadas pero de su misma identificación. El país mayoritariamente chiita apoyó al gobierno de Al Maliki, que originalmente contó con el apoyo estadounidense, pero sus ansias de mantener el poder lo ha llevado a un impasse con el país aliado.



La Cifra
30 días tiene Al Abadi para presentar un nuevo gobierno y un programa nacional