• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Nuevo Gobierno mexicano desiste de recurso contra ley de víctimas del crimen

Enrique Peña Nieto, presidente electo de México / EFE/Gustavo Camacho

Enrique Peña Nieto, presidente de México / EFE

La iniciativa, enviada desde abril pasado al Ejecutivo para su promulgación, obliga al Estado a proteger, dar asistencia y reparar el daño a las personas que sufran ataques de la delincuencia o abusos de las autoridades

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Presidencia de México desistió hoy del recurso que el anterior Gobierno había presentado ante la Suprema Corte contra la promulgación de una ley que obliga al Estado a proteger y reparar a las víctimas del crimen y abusos de derechos humanos.

Fuentes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación confirmaron a Efe la recepción del oficio de desistimiento por parte de la Presidencia, con lo que se cumplió una de las primeras promesas hechas por el presidente Enrique Peña Nieto al asumir la jefatura de Estado el 1 de diciembre.

Las fuentes indicaron que el día de mañana la Corte iniciará el trámite formal del oficio con el que la Presidencia desiste del recurso presentado el pasado 19 de julio por el Gobierno del entonces presidente, Felipe Calderón, contra la orden del Congreso para que promulgara la Ley General de Víctimas.

La iniciativa, enviada desde abril pasado al Ejecutivo para su promulgación, obliga al Estado a proteger, dar asistencia y reparar el daño a las personas que sufran ataques de la delincuencia o abusos de las autoridades.

El 4 de julio, Calderón había devuelto la ley al Congreso para que mejorara varios puntos, entre ellos que estableciera a nivel constitucional la responsabilidad de los tres órdenes de Gobierno (federal, estatal y municipal) en la atención a las víctimas.

Pero el Congreso devolvió a su vez el proyecto al Gobierno el 11 de julio y le exigió su inmediata promulgación, argumentando que las observaciones formuladas por el Ejecutivo fueron hechas "fuera de tiempo".

Esto motivó que el Gobierno de Calderón promoviera ante la Suprema Corte un recurso de controversia constitucional, del que ahora se desiste la nueva administración.