• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Normalidad en las primeras horas de votación en las presidenciales armenias

El presidente armenio en funciones, Serge Sargsián, deposita su voto en un colegio electoral de Ereván / EFE

El presidente armenio en funciones, Serge Sargsián, deposita su voto en un colegio electoral de Ereván / EFE

Según la Comisión Electoral Central, en las primeras tres horas de votación habían acudido a las urnas 275.982 ciudadanos, o 10,92%del censo electoral

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La jornada de votación para elegir este lunes el próximo presidente de Armenia comenzó en un clima de normalidad, sin irregularidades, declaró el jefe de la Comisión Electoral Central (CEC) armenia, Tigrán Mukuchián.

"El proceso de votación transcurre en su cauce natural y hasta el momento no tenemos información acerca de denuncias de irregularidades", dijo el jefe de la CEC a un grupo de periodistas al comentar el comienzo de la jornada electoral.

Mukuchián indicó que los 1.988 colegios electorales de los 41 circunscripciones del país abrieron sus puertas a las 08.00 horas (04.00 GMT).

Según la CEC, en las primeras tres horas de votación habían acudido a las urnas 275.982 ciudadanos, o el 10,92 por ciento del censo electoral.

La participación es ligeramente inferior a la registrada a la misma hora en las presidenciales de 2008, cuando fue del 11,2 por ciento.

"He votado por una Armenia próspera, por la prosperidad de todos los armenios", declaró a pie de urna el presidente armenio y candidato a la reelección, Serge Sargsián, un nacionalista moderado partidario de una política equilibrada de cooperación con Occidente y con Rusia.

De los otros seis candidatos, el principal rival de Sargsián, claro favorito a la victoria en todos los sondeos, es el exministro de Asuntos Exteriores Raff Ovanisián, quien apuesta por inclinar más la política exterior armenia hacia Occidente, pero sin perder los vínculos con Rusia.

"Hay que poner fin a las maniobras fraudulentas, antes de que sea tarde", dijo Ovanisián a la prensa tras depositar su voto en una escuela de Ereván.

El candidato opositor, al que los sondeos le concedían un 24 por ciento de intención de voto, denunció que el sello que se estampa en los documentos de identidad para evitar que los electores voten más de una vez se puede borrar con una servilleta.

El Partido Comunista de Armenia, otrora la fuerza política dominante y actualmente una formación casi desaparecida, no presentó candidato en estas elecciones.

El presidente de Armenia es elegido para un periodo de cinco años y puede ser reelegido una sola vez.

Según la legislación electoral, para ganar las elecciones presidenciales se requiere obtener mayoría absoluta.

En caso de que ninguno de los candidatos obtenga más del 50 por ciento de los sufragios, los dos más votados concurren a una segunda vuelta, extremo que todos los comentaristas descartan para estos comicios.

Los comicios serán válidos independientemente del número de electores que acudan a las urnas, ya que la ley no establece un umbral de participación.

Los expertos pronostican que la participación en las elecciones presidenciales, las sextas en la historia de la Armenia postsoviética, oscilará entre un 58 y 62%.

Para estos comicios la Comisión Electoral Central de Armenia acreditó a más de 600 observadores internacionales y 6.000 nacionales.