• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Nicolás Sarkozy fue inculpado por financiamiento ilegal de su campaña en 2012

Nicolás Sarkozy | Foto: Infodía

Nicolás Sarkozy, ex presidente de Francia | Foto: Infodía

El ex jefe de Estado francés afirmó que ignoraba totalmente la existencia de un sistema de falsas facturas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ex presidente francés Nicolas Sarkozy fue inculpado este martes por financiamiento ilegal de su campaña electoral en 2012, anunció el fiscal de París, François Molins, en un comunicado.

Sarkozy declaró durante toda la jornada ante el juez de instrucción, por la sospecha de que sus cuentas de campaña presidencial fueron alteradas para ocultar el exceso sobre el límite legal de gastos de 22,5 millones de euros. El ex presidente (2007-2012) ya fue inculpado en julio de 2014 por corrupción y tráfico de influencia en otro caso.

Dos días después de un Consejo Nacional del partido Los Republicanos (derecha), que él preside y en el que su autoridad fue cuestionada, la inculpación pondría un nuevo escollo ante su candidatura a la elección presidencial de 2017.

Su convocación por los jueces no fue una sorpresa, ya que la investigación llevada a cabo desde febrero de 2014 sobre contratos sobre-evaluados entre su partido UMP (que tomó posteriormente el nombre de Los Republicanos) y la empresa de servicios Bygmalion hizo descubrir un complejo montaje destinado a ocultar que sus cuentas de campaña para la presidencial de 2012 sobrepasaron enormemente el monto autorizado de 22,5 millones de euros.

En total, 18,5 millones de euros habrían sido indebidamente incluidos en el presupuesto de la UMP en vez de en la campaña. Trece personas han sido ya inculpadas por esta causa (miembros de Bygmalion, de la UMP o del equipo de campaña). Ninguna de ellas acusó directamente a Sarkozy, quien afirma que ignoraba totalmente la existencia de un sistema de falsas facturas.

No obstante, la investigación demostró que el candidato de la derecha, opuesto en esa elección al socialista François Hollande, había sido advertido por allegados sobre los riesgos de aumento de los gastos.