• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Netanyahu comienza las negociaciones para la formación de gobierno

Benjamín Netanyahu hizo las polémicas declaraciones el día de las elecciones parlamentarias en Israel / AP

Benjamín Netanyahu | AP

El primer ministro israelí recibió ayer el mandato para formar el que es el cuarto Ejecutivo de su carrera política, y tercero consecutivo, de manos del presidente del Estado, Reuvén Rivlin, quien le instó a que sea estable e inclusivo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, comienza hoy las negociaciones para la formación de su próximo Gobierno, un proceso que se prolongará en el mejor de los casos hasta la segunda mitad de abril.

El pistoletazo de salida lo darán hoy los delegados del derechista partido Likud, que se impuso en los comicios del pasado día 17 con 30 escaños, en una serie de reuniones en el Parlamento con los partidos ultraortodoxos Shas y Judaísmo Unido de la Torá.

También mantendrán conversaciones con las formaciones nacionalistas Israel Beitenu y Hogar Judío, que se disputan dos de las carteras más importantes, Defensa y Exteriores.

Netanyahu, que apuesta para su tercer gobierno consecutivo por una coalición netamente de derechas, prefiere dejar esos puestos en manos del Likud, aunque no se descarta que Avigdor Lieberman, líder de Israel Beitenu, permanezca como titular de Exteriores, cargo que ocupa desde 2013, informa hoy el diario Yediot Aharonot.

Más problemas parece tener el primer ministro con la formación de centroderecha Kulanu, a cuyo dirigente, Moshé Kahlon, ya ha prometido la titularidad de Finanzas, desde la que quiere aplicar una serie de reformas sociales para frenar la burbuja inmobiliaria y la progresiva carestía de la vida.

Este, sin embargo, exige también dos puestos no ministeriales que son vitales para acometer esas reformas -la presidencia de la Comisión de Finanzas del Parlamento y la Administración de Planificación del Ministerio del Interior-, que Netanyahu ha prometido a los ultraortodoxos.

"En lugar de preocuparse de la crisis en la vivienda y de rebajar la carestía de la vida, alguien cree que es más urgente repartir las herramientas necesarias (para las reformas) según intereses políticos", escribió Kahlón en su página de Facebook.

En protesta por esas promesas, el político ha ordenado a su equipo no presentarse hoy a las negociaciones con el Likud.

Netanyahu recibió ayer el mandato para formar el que es el cuarto Ejecutivo de su carrera política, y tercero consecutivo, de manos del presidente del Estado, Reuvén Rivlin, quien le instó a que sea estable e inclusivo.

"En democracia, la mayoría manda y la mayoría ha hecho oír su voz claramente en estas elecciones", manifestó Rivlin en la ceremonia oficial del anuncio ante Netanyahu, al pedirle que sea primer ministro de todos los ciudadanos israelíes.

En la reunión que ambos mantuvieron, el presidente israelí señaló que una de las tres tareas que debe afrontar el próximo Gobierno es trabajar contra la división de la sociedad israelí, "que se ha ampliado aún más en el curso de las recientes elecciones".

Asimismo, debe recuperar la estabilidad del sistema político para "no volver a tener elecciones en dos años" y afianzar las relaciones con EEUU, deterioradas en los últimos dos años por las discrepancias en torno al programa nuclear de Irán.

La legislación israelí establece un plazo de 28 días para la formación de gobierno a partir de la entrega del mandato por el jefe del Estado al candidato más recomendado por las facciones políticas que han tenido acceso al Parlamento.

Netanyahu, que obtuvo el apoyo representativo de 67 diputados -los de los seis partidos que aspiran a estar en su coalición-, podrá también pedir una prórroga de 14 días si no consiguiera consolidar su coalición en el primer plazo, lo que extendería el proceso hasta el 3 de mayo.

Debido a la celebración de la Pascua judía (Pesaj), que comienza el 4 de abril y dura ocho días, los analistas calculan que el primer ministro agotará probablemente los dos plazos.