• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Netanyahu califica de terrorismo el lanzamiento de piedras palestino

El Primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, recibió al mandatario / EFE

El Primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, recibió al mandatario / EFE

"El terrorismo de las piedras en forma de emboscada se une al terrorismo de los cócteles molotov, los cuchillos, los disparos, los cohetes, las bombas de relojería, los coches bomba y los suicidas", dijo en Jerusalén

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, calificó hoy de "terrorismo" el lanzamiento de piedras palestino, que comparó con atentados suicidas y coches bomba.

"El terrorismo de las piedras en forma de emboscada se une al terrorismo de los cócteles molotov, los cuchillos, los disparos, los cohetes, las bombas de relojería, los coches bomba y los suicidas", dijo en una ceremonia en Jerusalén con motivo del Día del Recuerdo a los Caídos y a las Víctimas del Terrorismo, según la oficina del primer ministro.

Netanyahu puso como ejemplo el caso de la niña de tres años Adele Bitón, en estado grave por un accidente causado por el lanzamiento de piedras el mes pasado contra el vehículo en que circulaba su familia por el territorio ocupado de Cisjordania y por el que fueron arrestados varios palestinos.

"Por si alguien tenía alguna duda recibimos un nuevo recordatorio de que una piedra puede ser un arma letal", señaló ante la familia de la niña herida en un acto en el cementerio del Monte Herzl, justo después de una ceremonia religiosa en recuerdo de los soldados israelíes muertos.

Netanyahu acusó a los enemigos de su país de hipocresía: "Nos atacan, nos masacran y nos critican cuando nos defendemos con una moralidad y pureza de las armas sin parangón entre las naciones".

"Hay unos autoconsiderados moralistas que nos dan lecciones día y noche, sólo que me doy cuenta de que no siempre se apresuran a condenar a nuestros enemigos cuando derraman sangre", agregó.

El acto es uno de los que recuerdan desde la tarde de ayer a los 23.085 militares, policías y agentes israelíes muertos en servicio, así como a los 2.493 civiles víctimas de la violencia política, ataques enemigos y atentados terroristas.

El dato contabiliza desde 1860, cuando comenzaron las oleadas migratorias de judíos a la entonces Palestina bajo dominio otomano, por lo que incluye 88 años anteriores a la creación del Estado de Israel.

Este último año murieron 37 soldados, 12 policías y 43 veteranos reconocidos por el Ministerio de Defensa como heridos en servicio.

La cifra incluye en su mayoría a militares y agentes de seguridad muertos en "acto de guerra" o "ataques terroristas" y, en menor medida, a soldados o agentes fallecidos por otras razones -enfermedad o accidente- cuando prestaban el servicio militar, explicó a Efe un portavoz militar.

Tanto ayer como hoy, el ulular de una sirena paralizó durante dos minutos el tráfico y toda la actividad en las calles, a excepción de las localidades árabes que no la conmemoran por razones de identidad e históricas.

La bandera israelí fue ayer arriada a media asta en una ceremonia en la explanada del Muro de las Lamentaciones, el lugar más sagrado para el judaísmo, en Jerusalén.

Durante la jornada, un millón y medio de israelíes (en un país de 8 millones de habitantes) visita los cementerios del país, según los cálculos del Ministerio de Defensa.

La solemne jornada concluye con la caída del sol, que da inicio a las celebraciones del Día de la Independencia, en el que se celebra el 65 aniversario de la creación del país, y que continuarán mañana, martes.