• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Netanyahu quiere alcanzar un "compromiso histórico" con Palestina

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu | AP

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu | AP

El primer ministro israelí afirmó hoy en Varsovia su objetivo de "conseguir un compromiso histórico para poner fin al conflicto entre Palestina e Israel"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, afirmó hoy en Varsovia su objetivo de "conseguir un compromiso histórico para poner fin al conflicto entre Palestina e Israel", a la vez que expresó su deseo de comenzar "cuanto antes" una negociación "sin condiciones previas".

Netanyahu, quien empezó hoy una visita de dos días a la capital polaca, confía en alcanzar un acuerdo que permita la creación de "un Estado palestino desmilitarizado que reconozca el Estado de Israel", explicó en rueda de prensa conjunta con su homólogo polaco, Donald Tusk.

El jefe de Gobierno israelí precisó que "la desmilitarización" de ese futuro Estado palestino no es un requisito previo para arrancar las negociaciones, a las que mostró su deseo de llegar "sin condiciones previas".

Por su parte Donald Tusk expresó su apoyo "al trabajo de Israel y de políticos de otros países para solucionar el problema palestino en Israel".

Tusk subrayó especialmente los intentos del secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, para poner fin a la disputa palestina-israelí.

Tusk también destacó la importancia de que la Unión Europea (UE) e Israel se mantengan unidos frente al terrorismo, y aseguró su confianza en que la conferencia de Paz anunciada por Rusia y EEUU sirva para encontrar una solución pacífica al conflicto sirio.

La visita de Netanyahu se produce durante la huelga de los funcionarios del Ministerio de Exteriores israelí, que desde hace dos meses protestan contra recortes.

Ésta situación evita que el jefe del gobierno israelí pueda reunirse con el embajador de su país en Polonia o que cuente con los servicios de traducción de su embajada.

Netanyahu llegó a Varsovia acompañado de los ministros israelíes de Jubilaciones, Ciencia, Educación, Cultura y Deportes y Relaciones Internacionales.

Además de la agenda internacional, Tusk y Netanyahu analizaron la cooperación entre las industrias militares de ambos países, además de futuros intercambios culturales, científicos y educativos.

En el nuevo programa de Defensa polaco una de las claves será la construcción de un sistema antiaéreo y antimisiles, un campo en el que Israel se encuentra a la vanguardia mundial.

"Tengo la satisfacción de que la cooperación en materia de seguridad está en el nivel más alto posible y estoy seguro de que después de la reunión de hoy veremos mejores resultados", señaló Tusk.

El primer ministro de Israel visitará mañana el campo de concentración nazi de Auschwitz-Birkenau, al sur de Polonia, donde inaugurará la nueva exposición permanente sobre el Holocausto judío en Europa.

"Las víctimas del Holocausto no serán nunca olvidadas", afirmó Netanyahu, cuyo padre nació en 1910 en Varsovia, a la vez que agradecía al Gobierno polaco la construcción del museo de historia judía en Polonia, recientemente inaugurado en la capital polaca.

Mientras, un hombre de 56 años y nacionalidad polaca intentaba quemarse a lo bonzo tras rociarse con líquido inflamable en las cercanías del palacio de Gobierno polaco, donde ambos mandatarios mantenían su encuentro.

Los primeros indicios descartan que el hombre, quien presenta quemaduras graves en brazos, manos y cabeza, actuase movido por razones políticas o contra la visita de la delegación israelí a Varsovia.