• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Nadadora australiana comenzó recorrido sin protección contra tiburones

La nadadora australiana Chloe McCardel intentará cruzar mañana a nado el estrecho de la Florida entre La Habana y Cayo Hueso sin protección | EFE

La nadadora australiana Chloe McCardel intentará cruzar mañana a nado el estrecho de la Florida entre La Habana y Cayo Hueso sin protección | EFE

Chloe McCardel se lanzó hoy al mar desde La Habana sin la protección de una jaula contra tiburones, con el reto de cruzar el Estrecho de Florida en unas 60 horas y llegar a Cayo Hueso (EE UU)

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La nadadora australiana de aguas abiertas Chloe McCardel se lanzó hoy al mar desde La Habana sin la protección de una jaula contra tiburones, con el reto de cruzar el Estrecho de Florida en unas 60 horas y llegar a Cayo Hueso (EE UU).

McCardel inició su travesía desde el Club Náutico Internacional "Ernest Hemingway", situado al oeste de la capital cubana, usando sólo su bañador, gafas, gorro y una crema para protegerse la piel en un recorrido en el que podría estar expuesta a las medusas, fuertes corrientes o la eventual presencia de algún tiburón.

La australiana de 29 años intentará superar la hazaña deportiva de su compatriota Susan Maroney, quien en mayo de 1997 nadó los casi 190 kilómetros (unas 100 millas) que separan las costas de Cuba y Estados Unidos a través del Estrecho de Florida, aunque resguardada en una jaula contra posibles ataques de tiburones.

Su objetivo es lograr asimismo el récord en distancia maratón, hacer una demostración de amistad entre Cuba y Estados Unidos y buscar apoyo para su fundación de lucha contra el cáncer.

McCardel confesó ayer en una rueda de prensa en La Habana que para este desafío se entrenó durante seis meses en Melbourne, donde reside, y parte de ese tiempo lo dedicó a analizar "las razones" y los "errores" que no permitieron a otras nadadoras lograr la misma meta.

Sus logros anteriores incluyen el primer lugar en el maratón de 46 kilómetros de Manhatan en 2010, en tanto en 2011 y 2012 se alzó con la Copa Sotiraki, de la Channel Swimming Association, otorgada a la mujer que cruzó más rápido el Canal de la Mancha.

De completar este periplo La Habana-Cayo Hueso, McCardel establecerá una nueva marca mundial en la categoría de larga distancia sin asistencia ni escalas, y aventajará a la británica-australiana Penny Palfrey, quien nadó 108 kilómetros en esa misma ruta en 2011.

El equipo de apoyo de la australiana está integrado por casi 20 personas, incluyendo médicos, entrenadores y especialistas, que la acompañarán en varias embarcaciones.

Para alimentarse tomará una bebida que tiene entre sus ingredientes vitaminas y minerales.

La más cercana antecesora de McCardel en esta travesía es la estadounidense Diana Nyad, de 63 años, quien en agosto de 2012 se lanzó al mar desde el mismo punto de La Habana, aunque tuvo que abandonar su intento de alcanzar las costas de la Florida por las picaduras de las medusas y una inesperada tempestad.