• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Mushárraf comparece ante el tribunal que lo juzga tras cuatro negativas

El expresidente, Pervez Musharraf / AFP

El expresidente, Pervez Musharraf / AFP

El expresidente de Pakistán presentó en su breve aparición, de apenas 20 minutos, sus objeciones al tribunal especial creado para este caso

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El exmilitar golpista Pervez Mushárraf, que rigió Pakistán entre 1999 y 2008, compareció hoy ante el tribunal que lo juzga por alta traición en Islamabad tras haberse negado hasta cuatro veces a acudir alegando problemas de salud.

El exjefe del Ejército paquistaní se desplazó poco después del mediodía desde el hospital militar de la ciudad de Rawalpindi, vecina a la capital, en el que está ingresado por sus problemas cardíacos y lo hizo rodeado de extremas medidas de seguridad.

"En total se han desplegado más de un millar de agentes de las fuerzas de seguridad a lo largo de todo el recorrido", indicó un miembro de la jefatura de Policía de Islamabad.

Mushárraf llegó a las 1:00 pm y en medio de un gran despliegue mediático a la sede del Tribunal Supremo, donde está el tribunal especial, para comparecer.

Un portavoz del acusado, el exgeneral Rahisd Qureshi, explicó que Mushárraf presentó en su breve aparición, de apenas 20 minutos, sus objeciones al tribunal especial creado para este caso.

"Por un lado, objetó porqué los magistrados son parte implicada al estar entre los jueces detenidos en 2007 -arresto presuntamente constitutivo de delito-, y por otro, se preguntó si el caso no debería estar bajo jurisdicción militar", dijo Qureshi.

Los magistrados replicaron que estudiarán las objeciones y anunciarán su dictamen el próximo viernes.

Mushárraf fue acusado de alta traición hace tres meses por haber subvertido el orden constitucional en 2007, y se encuentra en libertad condicional por este y otros juicios.

Los hechos se remontan a noviembre de 2007, cuando el exmilitar impuso el estado de emergencia, suspendió el Parlamento y ordenó la detención de 60 jueces, decisiones que según el Gobierno suponen traición de acuerdo con el artículo 6 de la Carta Magna paquistaní.

Tras la acusación se creó un tribunal especial, pero Mushárraf no compareció hasta hoy después de ser ingresado el pasado 2 de enero al sentir un dolor en el pecho cuando se dirigía a los juzgados para su primera aparición.

Desde entonces se ha negado a aparecer en otras tres ocasiones alegando sus problemas de salud e incluso pidió salir del país para recibir tratamiento, pero los magistrados lo han amenazado con dictar su arresto si volvía a desoír sus instrucciones.

La hospitalización de Mushárraf, de 70 años, disparó los rumores sobre su inminente salida del país fruto de un acuerdo tácito entre las autoridades civiles y militares para cerrar un caso embarazoso que tensa el frágil balance institucional del país.

Mushárraf llegó al poder el 12 de octubre de 1999 tras dar un golpe de Estado contra el entonces primer ministro Nawaz Sharif, que volvió a la jefatura de Gobierno tras vencer en las elecciones en mayo pasado.

El exgeneral, único de los cuatro dictadores militares de Pakistán que ha sido arrestado, intentó el año pasado reanudar su carrera política al volver al país para participar en los comicios generales, pero la justicia se lo impidió y acabó detenido.