• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El Museo del Louvre reabre sus puertas y advierte contra los carteristas

Museo del Louvre en Lens / AP

Museo del Louvre en Lens / AP

El museo más visitado del mundo, que cerró ayer sus puertas temporalmente por una protesta de los agentes de seguridad que dijeron no dar abasto ante el recrudecimiento de la acción de los carteristas desde hace meses

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Museo del Louvre reabrió hoy sus puertas "con normalidad", según dijo una de las portavoces de la institución, que colgó en su página oficial en internet advertencias contra los carteristas.

El museo más visitado del mundo, que cerró ayer sus puertas temporalmente por una protesta de los agentes de seguridad que dijeron no dar abasto ante el recrudecimiento de la acción de los carteristas desde hace meses, da ahora una serie de consejos a los visitantes.

"El museo del Louvre es un establecimiento muy frecuentado que, desgraciadamente, es escenario de prácticas ilegales que lamentamos", anuncia hoy el sitio oficial del Louvre.

Y a pesar de que la institución cuenta con medidas de seguridad, recuerda a los visitantes que su vigilancia "es indispensable" durante su estancia en las instalaciones museísticas.

Por ello, recomienda que no se compren entradas a los revendedores que se sitúan en los accesos del museo y que ofrecen además paraguas, latas de bebidas o recuerdos a las personas que hacen fila para acceder al lugar.

"Pongan atención en sus objetos de valor y cierren bien sus bolsos", alertan los responsables del museo, que tiene varios accesos aunque el principal está bajo la pirámide de cristal construida en el patio Napoleón.

El miércoles, un total de 200 empleados del Louvre decidieron ejercer su derecho a no permanecer en su puesto de trabajo, al tiempo que una delegación de los vigilantes fueron recibidos por la dirección a la que manifestaron "su preocupación por el recrudecimiento de los tirones y de las consecuencias que tienen los carteristas en sus condiciones laborales", explicó el museo en un comunicado.

La dirección señaló haber mostrado "su apoyo total" a los vigilantes, e insistió en que "ha avisado desde hace meses a los poderes públicos" que "tiende a agravarse pese a" las medidas que se han puesto en marcha.

Según dijeron los vigilantes, cada vez hay más carteristas y se muestran más agresivos. En muchos casos se trata de menores que, tras ser detenidos por la policía, quedan rápidamente en libertad y vuelven a las andadas en pocos días.

Para hacer frente a este contexto, el Louvre indicó que va a poner en práctica una nueva medida que permitirá a sus agentes prohibir la entrada a los accesos subterráneos del museo a "personas que hayan cometido con seguridad actos delictivos o que hayan violado de manera repetida el reglamento de visita".

En diciembre pasado, ya había formalizado una denuncia ante la Fiscalía de París, había establecido una cooperación más estrecha con los servicios policiales y se había dirigido a los consulados de los países de donde proceden buena parte de los visitantes de la pinacoteca para que previnieran a sus ciudadanos del riesgo de sufrir tirones y/o la acción de carteristas.

En total, un millar de agentes trabajan en la pinacoteca, de los que la mitad está presente cada día.