• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Mursi fue trasladado a una celda individual de una prisión en Egipto

Un simpatizante ondea una bandera con el retrato del depuesto presidente egipcio, Mohamed Mursi | EFE

Un simpatizante ondea una bandera con el retrato del depuesto presidente egipcio, Mohamed Mursi | EFE

La celda es de 16 metros cuadrados, cuenta con baño propio, cama, nevera y televisión, y se encuentra lejos de las celdas de los presos comunes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las autoridades penitenciarias de Egipto ya han trasladado al depuesto presidente del país, el islamista Mohamed Mursi, a una celda individual de la prisión de Burg al Arab, cerca de la ciudad de Alejandría (norte), informó hoy la agencia oficial de noticias Mena.

La agencia, que citó a una fuente de seguridad, señaló que Mursi fue llevado a esa celda hace dos días después de haber permanecido en una sala de aislamiento médico dentro de esa misma cárcel desde el pasado 4 de noviembre, tras el inicio de su juicio por la muerte de manifestantes.

Mursi está actualmente en una celda de 16 metros cuadrados, con baño propio, cama, nevera y televisión, y se encuentra lejos de las celdas de los presos comunes, agregó la fuente.

Además, el responsable de Prisiones del Ministerio egipcio de Interior, Mohamed Rateb, supervisó personalmente el traslado de Mursi a su celda.

La cárcel de Burg al Arab, construida en 2004, cuenta con estrictas medidas de seguridad y está situada en la zona desértica de Al Garbiniyat, al oeste de Alejandría.

En la primera sesión del juicio, celebrada el pasado día 4, Mursi se mostró desafiante y dijo en varias ocasiones que sigue siendo "el presidente de la república", al tiempo que rechazó la competencia del tribunal para juzgarlo.

Desde su derrocamiento, por el golpe de Estado del pasado 3 de julio, hasta el día del comienzo de su juicio, Mursi permaneció retenido por los militares en un lugar desconocido.

El exmandatario reveló ayer, en una carta difundida por sus abogados, que primero estuvo retenido tres días en la sede de la Guardia Republicana (unidad militar dedicada a la escolta del presidente del país), en El Cairo, y luego en una base naval.