• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Mursi se compromete a proteger los derechos de las víctimas de Port Said

El presidente de Egipto Mohamed Muris / Reuters

El presidente de Egipto Mohamed Muris / Reuters

El presidente de Egipto dijo que preservará los derechos de los familiares de los manifestantes y los agentes de seguridad fallecidos en ese brote de violencia cuando se conozcan los resultados de las investigaciones en marcha

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Egipto, Mohamed Mursi, se comprometió a proteger los derechos de los familiares de las 40 personas que murieron el pasado enero en los disturbios que estallaron en la ciudad de Port Said, en el noreste del país.

En una alocución televisada anoche, Mursi dijo que preservará los derechos de los familiares de los manifestantes y los agentes de seguridad fallecidos en ese brote de violencia cuando se conozcan los resultados de las investigaciones en marcha.

En declaraciones recogidas por la agencia estatal de noticias Mena, el mandatario egipcio consideró que los fallecidos de enero en Port Said perdieron la vida en defensa de su patria y son "mártires".

Sin embargo, matizó que quienes cometen crímenes contra la patria, asesinatos y daños a las propiedades del estado serán castigados de acuerdo a la ley.

Asimismo, Mursi consideró que los habitantes de esa zona tienen derecho en reclamar empleo y una zona de comercio libre, y reafirmó su compromiso de devolver las anteriores ventajas fiscales a la localidad.

Mursi se reunió ayer en el Palacio presidencial de Al Itihadiya con una delegación de ciudadanos de Port Said, ciudad en la que se desarrolla desde hace semanas una campaña de desobediencia civil en contra de la supuesta discriminación que sufre por parte del Gobierno.

Los choques de enero estallaron cuando se conoció la condena a pena capital de 21 acusados por la muerte de 74 personas al término de un partido de fútbol en el estadio local en febrero de 2012.

La semana pasada, un tribunal confirmó esa pena, al tiempo que ordenó cadena perpetua para otros cinco inculpados, castigó con distintas penas de prisión a 19, y absolvió a 28, entre ellos siete policías, lo que también motivó disturbios en varias ciudades.