• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Murió Edgar Mitchell, el sexto astronauta de la NASA en pisar la Luna

El astronauta estadounidense Edgar Mitchell falleció este jueves | Foto cortesía

El astronauta estadounidense Edgar Mitchell falleció este jueves | Foto cortesía

El astronauta estuvo a cargo de pilotar el módulo lunar, Antares, que se posó en la región del cráter Fra Mauro en la Luna

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El astronauta estadounidense Edgar Mitchell, uno de los pocos afortunados que pisó la Luna adonde llegó como parte del Apolo 14 en 1971, murió a los 85 años.

Mitchell falleció la noche del jueves en un hospital en West Palm Beach, Florida (sureste de EEUU), luego de una corta enfermedad, indicó su familia al diario Palm Beach Post.

Nacido en Texas el 17 de septiembre de 1930, Mitchell fue el sexto astronauta de la NASA que pisó el suelo lunar, de un grupo de una docena que logró esa hazaña.

Cinco años después de haber comenzado a trabajar en la agencia espacial estadounidense, el 31 de enero de 1971, Mitchell despegó del Kennedy Space Center en Cabo Cañaveral, Florida, en la misión Apolo 14, junto a Alan Shepard Jr. y Stuart Roosa, según la biografía de la NASA.

Mitchell estuvo a cargo de pilotar el módulo lunar, Antares, que se posó en la región del cráter Fra Mauro en la Luna. Allí, los astronautas realizaron una gran cantidad de experimentos científicos y recolectaron más de 40 kilos de piedras lunares para llevar a la Tierra.

La misión culminó exitosamente el 9 de febrero de 1971, cuando los astronautas aterrizaron en el Océano Pacífico.

Mitchell, que tuvo un total de 216 horas y 42 minutos en el espacio, era el único astronauta que aún vivía de esa misión. Roose murió en 1994 y Shepard en 1998.

En 1972, Mitchell se retiró de la NASA, pero mantuvo una vida activa desde entonces.

Nunca huyó de la polémica, como cuando fundó en 1973 el Instituto de Ciencias Noéticas (Institute of Noetic Sciences), dedicado a fenómenos no convencionales, y llegó a decir que creía en OVNIs, aunque no los hubiera visto.

Fue autor de varios libros, como “Eploración síquica: un reto para la ciencia”, de 1974.

El astronauta dejó a su muerte dos hijas, tres hijos adoptados y nueve nietos.