• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Murió Adolfo Suárez González, el hombre de la concordia

Adolfo Suárez jurando en 1976 su cargo como presidente del gobierno ante el rey Juan Carlos, en un acto celebrado en el Palacio de la Zarzuela | Foto EFE

Adolfo Suárez jurando en 1976 su cargo como presidente del gobierno ante el rey Juan Carlos, en un acto celebrado en el Palacio de la Zarzuela | Foto EFE

Falleció a los 81 años de edad en la clínica Cemtro de Madrid, después del agravamiento de una enfermedad neurodegenerativa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Pertenezco por convicción y talante a una mayoría de ciudadanos que desea hablar un lenguaje moderado, de concordia y conciliación", así se definió en 1976 Adolfo Suárez González, político, estratega y uno de los hombres que logró que se fraguara la transición del franquismo a la democracia en España. En 1996 recibió el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, un concepto en cuya consecución puso “la vida en el empeño”, como recordó entonces Felipe de Borbón.

El Gobierno de España decretó 3 días de luto oficial. Suárez falleció ayer a los 81 años de edad en la clínica Cemtro de Madrid, después del agravamiento de la enfermedad neurodegenerativa que padecía desde hacía unos años. “El primer presidente de gobierno de la democracia ingresó en la clínica el lunes pasado por una neumonía. Aunque el proceso neumológico remitió, su enfermedad neurológica siguió avanzando hasta el final”, dice el parte clínico.

Suárez nació en 1932 en la localidad de Cebreros, en Ávila, y se licenció en Derecho por la Universidad de Salamanca. Tras desempeñar diferentes cargos dentro de las estructuras del régimen franquista (formó parte de la Secretaría General del Movimiento y fue jefe del Gabinete Técnico del vicesecretario general), lo nombraron gobernador civil de Segovia en 1968. Un año después, en 1969, fue designado director general de Radio Televisión Española, cargo en el que permaneció hasta 1973.

En 1975 sucedió a Fernando Herrero Tejedor (ministro-secretario general del Movimiento en el penúltimo gobierno de Franco) en el primer gobierno de la monarquía presidido por Carlos Arias Navarro.

Cuando dimitió Arias Navarro en julio de 1976, el rey Juan Carlos I de Borbón nombró a Suárez como presidente del gobierno.


Cambios. Junto con Torcuato Fernández Miranda, Suárez redactó la Ley de Reforma Política, aprobada en referéndum en 1976. Al aprobarse la reforma, la oposición exigió la legalización de todos los partidos, lo que se vio facilitado por la amnistía política, decretada el 11 de marzo de 1977. El 9 de abril se legalizó el Partido Comunista y el 28 del mismo mes, los sindicatos. El 15 de junio de 1977 se convocó a elecciones a las que Suárez se presentó frente a la coalición Unión de Centro Democrático, que ganó los comicios. Formó así el tercer gobierno de la monarquía y el primero de la democracia, constituido el 5 de julio de 1977.

Tras las elecciones, sus desafíos eran redactar la Constitución y enfrentarse al terrorismo de ETA y al peligro golpista. El 6 de diciembre de 1978 el pueblo mediante referéndum aprobó la nueva carta magna.

El 29 de enero de 1981, Suárez anunció su dimisión. Su gabinete eligió a Leopoldo Calvo Sotelo como sucesor. Durante la sesión de investidura, el 23 de febrero, el teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero irrumpió a tiros en el Congreso de los Diputados como parte de un intento de golpe de Estado. “Al suelo todo el mundo”, gritó Tejero, mientras se subía a la tribuna de oradores.

Todos los diputados se ocultaron en sus escaños, a excepción de Santiago Carrillo, secretario general del Partido Comunista y Suárez. En 1982, se presentó a las elecciones al frente del recién formado Centro Democrático y Social, pero perdió, lo que propició que a Calvo Sotelo lo sucediera como presidente el socialista Felipe González.