• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Mundo árabe y musulmán condena el asesinato del piloto jordano por el EI

Imagen del piloto jordano en poder del Estado Islámico | Foto: EFE

Un piloto jordano fue asesinado por el Estado Islámico | Foto: EFE

Arabia Saudita, el Líbano, Egipto y grupos chiitas fueron algunos que criticaron al grupo terrorista

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El mundo árabe y musulmán ha condenado con fuerza el asesinato del piloto jordano Muaz Kasasbeh por los yihadistas del Estado Islámico (EI), y ha desvinculado el islam de los actos terroristas cometidos por ese grupo en Irak y Siria.

El rey saudí, Salman bin Abdelaziz, envió hoy un telegrama para expresar sus condolencias al monarca y al pueblo jordanos en el que "condena y lamenta ese crimen atroz", que es "contrario a la religión musulmana y al derecho humanitario".

En el Líbano, el primer ministro, Tamam Salam, instó a tomar una "decisión a la altura" de esa "plaga oscurantista que arrasa la región para erradicarla", en alusión al autodenominado Estado Islámico.

"Con gran dolor y tristeza recibimos la noticia de ese crimen abyecto cometido por terroristas contra el piloto jordano", afirmó Salam en un mensaje dirigido al rey Abdalá II de Jordania, informó la Agencia Nacional de Noticias (ANN).

También el grupo chií libanés Hizbulá, que lucha junto al régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, condenó la ejecución de Kasasbeh y reclamó que los países de la región y del mundo reconsideren las políticas adoptadas contra el terrorismo.

Tanto la Presidencia como el gobierno de Egipto pidieron la unidad del mundo para "eliminar" el terrorismo que amenazan la seguridad y la estabilidad internacional, y advirtieron de que el islam es "completamente inocente" de ese tipo de actos.

En un comunicado, el Ministerio egipcio de Exteriores aseguró que es un acto "cobarde y bárbaro", y contradice todos los valores de la religión musulmana, que promueve "la compasión, la nobleza y la humanidad".

La institución religiosa Al Azhar, la más prestigiosa del islam suní, defendió que los terroristas del Estado Islámico merecen la muerte, así como ser "crucificados y mutilados", como castigo impuesto en el Corán para aquellos que "luchan contra Alá y su profeta".

El Ministerio sudanés de Exteriores también advirtió en una nota de que el asesinato de Kasasbeh es un "crimen horrendo y brutal incompatible con las normas y enseñanzas del islam".

Por su parte, el Parlamento de Baréin expresó su profunda "pena y dolor" por la muerte del piloto "de manera brutal y horrible" a manos del EI, una práctica "incompatible con todas las religiones y costumbres", según informó la agencia oficial de noticias BNA.

El gobierno sirio instó a las autoridades jordanas a cooperar con Damasco en la lucha contra el EI y otras organizaciones terroristas, y calificó este crimen de "atroz".

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, también condenó el asesinato del piloto y rechazó cualquier vínculo entre estas acciones y el islam.

"Este crimen desenmascara la naturaleza malvada y las prácticas inhumanas de los terroristas (...) Esto no tiene nada que ver con el islam, la religión de la tolerancia", aseguró Abás en un comunicado publicado por la agencia oficial palestina Wafa.

En los mismos términos se pronunció desde Gaza el grupo islamista Hamás, que coincidió en definir como "atroz" un asesinato que condena, al igual que "todas las formas de muerte o asalto cometidas contra el pueblo de nuestra nación árabe e islámica", informó la agencia de noticias palestina Maan.

Al mismo tiempo, el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, condenó "enérgicamente" el asesinato de Kasasbeh y aseguró que es un "crimen atroz" que viola las normas y leyes internacionales, y "nos remonta a la Edad Media".

Asimismo, lamentó la "debilidad" del Consejo de Seguridad de la ONU y de la comunidad internacional para hacer frente a su responsabilidad ante esta organización terrorista, que está cometiendo "crímenes de lesa humanidad" y amenazando la paz y la seguridad del mundo entero.

Desde Teherán, las autoridades iraníes condenaron en los términos más enérgicos el asesinato del piloto jordano, según indicó la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Marzie Afjam.

En un vídeo difundido ayer por el EI se muestra cómo Kasasbeh es aparentemente quemado vivo por los extremistas. El piloto fue capturado el 24 de diciembre después de que su avión se estrellara en la provincia siria de Al Raqa, bastión de los radicales, cuando participaba en una operación de la coalición internacional contra los yihadistas.

Tras el asesinato, las autoridades jordanas ejecutaron hoy a la terrorista iraquí sentenciada a muerte Sayida al Rishawi, cuya liberación reclamaba el grupo yihadista, y a Ziad al Karbuli, antiguo ayudante del líder terrorista Abu Musab al Zarqawi, muerto en un bombardeo estadounidense en Irak en 2006.

El rey Abdalá II de Jordania elogió el apoyo internacional recibido en un contexto en el que los países deben hacer frente al peligro del terrorismo, que "es la guerra de los mundos árabe e islámico", y advirtió de que se dará una "dura respuesta" al Estado Islámico.