• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Multitudinaria misa en Madrid despide a María de Villota

Imagen del libro póstumo de María de Villota "La vida es un regalo" que ha salido a la venta hoy, tres días después de la muerte de la ex piloto / EFE

Imagen del libro póstumo de María de Villota "La vida es un regalo" que ha salido a la venta hoy, tres días después de la muerte de la ex piloto / EFE

"Para todos aquellos que no tuvieron el placer de conocerla hay que decir que era un ángel de niña", dijo el nadador David Meca

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una misa multitudinaria celebrada en la iglesia de Los Dominicos de Madrid, a la que acudieron numerosos rostros conocidos del mundo del deporte y la política, sirvió hoy para despedir a la ex piloto María de Villota, fallecida en Sevilla el pasado viernes.

Entre las numerosas personas que acudieron a la misa destacaron el expiloto de motos Ángel Nieto y el de rallys Carlos Saínz, que lanzaron un "mensaje de ánimo y apoyo" a la familia de la deportista antes de entrar a la iglesia.

A la misa, que comenzó a las ocho de la tarde, también asistió el nadador David Meca, que calificó a María de Villota como "un ángel de niña".

"Para todos aquellos que no tuvieron el placer de conocerla hay que decir que era un ángel de niña. Estoy seguro que desde allá arriba está haciendo lo que mejor sabe hacer, que no es pilotar, sino que cuidar de todos sus amigos y toda su familia y con esa sonrisa y esa ilusión que siempre le caracterizaba. Una gran pérdida", dijo Meca.

Otros deportistas que también acudieron a la misa fueron los pilotos de automovilismo Jaime Alguersuari y Carmen Jordá, que no hicieron ninguna declaración a su entrada a la iglesia.

Del mundo de la política estuvieron presentes José María Álvarez del Manzano, exalcalde de Madrid entre 1991 y 2003, y Ana Botellla, actual alcaldesa de la capital, que fue una de las últimas en llegar pasadas las ocho de la noche.

Además de ellos, numerosos familiares, amigos y conocidos acudieron a dar el último adiós a la deportista madrileña, abarrotando una iglesia que se quedó pequeña y en la que los últimos que fueron llegando tuvieron que quedarse de pie fuera porque el aforo estaba completo.

María de Villota, de 33 años, falleció el pasado viernes por causas naturales en un hotel de Sevilla, ciudad en la que se encontraba para participar en una conferencia.