• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Multitud se concentra por segundo día ante Supremo estadounidense por el matrimonio gay

Homosexuales / Juan Camacho/El Nacional

Matrimonio gay / Juan Camacho/El Nacional

El Tribunal estudia la constitucionalidad de la ley federal que impide que los homosexuales legalmente casados obtengan beneficios fiscales y pensiones del Gobierno

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Centenares de manifestantes se concentraron hoy, como ya sucedieran ayer, frente al Tribunal Supremo de EE UU para presionar a favor de la legalización del matrimonio homosexual, el mismo día en que la máxima corte del país escucha argumentos a favor y en contra de la ley de Defensa del Matrimonio.

Aunque muchos menos que ayer, los congregados ante el Supremo exhibieron con entusiasmo multitud de banderas estadounidenses y del arco iris bajo varios carteles con eslóganes como "Relajaos, heterosexuales, los gais no queremos casarnos con vosotros" o "Hubo un tiempo en el que los gais no podían casarse".

Hoy, el Supremo estudia la constitucionalidad de la ley federal que impide que los homosexuales legalmente casados obtengan beneficios fiscales y pensiones del Gobierno, la llamada ley de Defensa del Matrimonio (DOMA, por su sigla en inglés).

"Estamos legalmente casados, pero la DOMA nos niega alrededor de unas mil protecciones que tiene cualquier otra pareja casada en EE.UU. Eso está mal, nosotros también somos una familia, nuestro amor cuenta y debemos ser tratados con igualdad", explicó a Efe John Lewis, quien acudió a Washington con su esposo, Stewart Gaffui, residentes ambos en San Francisco (California).

Según Lewis, los efectos de la DOMA han supuesto para él y Gaffui "cientos de miles de dólares" en pérdidas en sus planes de pensiones, además de llevarles a pagar "miles de dólares de más cada año en seguros médicos" y negarles el derecho a los beneficios conyugales en la seguridad social que tiene cualquier otra pareja casada.

El matrimonio Lewis-Gaffui fue una de las aproximadamente 18.000 parejas homosexuales casadas en California antes de que la Proposición 8 -que también se debatió ayer en el Supremo- prohibiese el matrimonio gay en el estado.

Al igual que ayer, los defensores del matrimonio homosexual fueron clara mayoría hoy ante la corte, aunque también se concentraron alrededor de una decena de feligreses de la iglesia baptista Westboro de Kansas, conocida en todo el país por sus fuertes posicionamientos contrarios a la homosexualidad.

"Estamos aquí para sacar a relucir el mensaje de la Biblia sobre la homosexualidad y el matrimonio: un hombre, una mujer, y una vez en la vida", explicó a Efe Betty Phelps, parroquiana de la iglesia desplazada hasta Washington para hacer oír su voz.

"El Supremo tiene que hacer lo que es correcto y lo que está en sintonía con la Biblia, aunque no creo que lo vaya a hacer", se sinceró Phelps, quien recordó que los jueces de la alta corte "tienen la autoridad para hacer lo que está bien para este país".

A Phelps la acompañaron otros feligreses de Westboro, quienes hicieron sonar varias canciones de rock cristiano portando carteles en los que podía leerse: "los homosexuales no pueden arrepentirse", "nuestros soldados mueren por el matrimonio homosexual" o "el matrimonio homosexual hunde las naciones".