• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Mujica: "No sirvo como jubilado tirado en un rincón acariciando recuerdos"

Mujica se negó a vender su vehículo a un jeque árabe / Archivo

José Mujica / Archivo

El veterano mandatario, que gobierna el país desde 2010, cederá el mando a su sucesor en marzo de 2015 y, según dijo, favorecerá el tránsito tanto si vence el Frente Amplio como si lo hace el Partido Nacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Uruguay, José Mujica, favorecerá un tránsito fluido al futuro gobierno del país, que se decidirá en la jornada electoral de hoy, y ayudará en lo que pueda "de buena voluntad" al dejar el poder, ya que reconoció no servir para ser un "jubilado tirado en un rincón acariciando recuerdos".

Tras depositar su voto en las elecciones presidenciales de hoy y en una entrevista concedida a la Televisión Nacional de Uruguay en la chacra (granja) donde vive, Mujica aseguró que la transición entre el ejecutivo saliente y el entrante ha de ser fluida para que este último tenga que perder "el mínimo de tiempo" en "entender las cosas" para "poderlas atender".

Un total de 2,6 millones de uruguayos participan hoy en el balotaje que definirá el futuro presidente del país entre el oficialista Tabaré Vázquez, claro favorito, y el opositor Luis Lacalle Pou.

El veterano mandatario, que gobierna el país desde 2010, cederá el mando a su sucesor en marzo de 2015 y, según dijo, favorecerá el tránsito tanto si vence el Frente Amplio como si lo hace el Partido Nacional. "El país antes que nada", espetó.

Ese proceso comenzará en el momento en el que se conozca el nombre del candidato ganador de las elecciones de hoy, a quien Mujica acudirá a felicitar personalmente junto a sus ministros, para desear suerte y estar abiertos a la colaboración.

Cuando llegue el momento, "cada ministerio entregará su carpeta al gobierno donde se resume el estado de la situación, las cosas que quedan en el debe y aquellas que se iniciaron y merecen continuidad y revisión y que dependen de decisiones del futuro", señaló.

En su opinión, el nuevo ejecutivo tendrá que seguir luchando por la equidad social, el reparto social y continuar trabajando eliminando la pobreza, por lo que deseó que desde ese punto de vista, ojalá parezca una continuidad de su gobierno.

Superar problemas de infraestructuras que quedaron en el tintero, aprovechar todo lo que se ha aportado en el campo de energía y encontrar la forma de solventar obras ya iniciadas son tareas pendientes para el nuevo Ejecutivo, señaló.

Es el caso de la construcción de un puerto de aguas profundas en la costa atlántica del departamento uruguayo de Rocha, una iniciativa para la que Uruguay apuesta a conseguir apoyo financiero del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil.

Mujica citó también la necesidad de esforzarse por un eventual acuerdo de todo el Mercosur por la navegabilidad de la hidrovía en condiciones internacionales seguras, que significaría asegurar que Bolivia y Brasil puedan utilizar los puertos uruguayos.

"El eobierno que viene será distinto porque distintas serán las circunstancias", afirmó, para confiar en que pueda haber "acuerdos nacionales en unas cuantas cosas que el país necesita".

Mujica, que hasta ahora es el presidente de más edad y el más votado en la historia uruguaya, tiene prohibida la reelección por mandato constitucional y será desde marzo de 2015 senador por el sector político que lideró en el seno del FA, el Movimiento de Participación Popular (MPP).

"Mi participación será volcar experiencia y poder ayudar en la medida que se pueda al nuevo Gobierno y seguramente aparezcan entuertos que haya que luchar por deshacer", consideró el gobernante, quien se mostró voluntario de aportar "lo que pueda, de buena voluntad".

Así, "no sirvo para viejo jubilado tirado en un rincón acariciando los recuerdos. Mientras mis huesos y el chasis responda, voy a tratar de hacer todo lo que pueda porque todavía quedan muchas injusticias. Y voy seguir peleando por eso, porque el premio no está en el final sino en el camino", opinó.

Presidente de talante integrador y pragmático, Mujica ha adquirido fama internacional por su austera forma de vida, su mensaje contra el consumismo y tres leyes aprobadas durante su gestión: la despenalización del aborto, el matrimonio homosexual y la legalización del cultivo, la distribución y el comercio de la marihuana bajo la regulación del Estado.

"Soy consciente de que tengo un discurso raro", añadió el presidente para añadir que su idea siempre ha sido "transmitir buena parte de la sabiduría de los uruguayos".

Al respecto, "nuestra forma de vida debe estar más cerca de lo que es la mayoría de la gente que nos elige y estoy seguro de que es eso lo que sorprendió de mí".

En relación al recuerdo que dejará tras su marcha, Mujica consideró que "no hay que ser tan vanidoso y creer que el mundo nos tiene que recordar. Nada es mas importante para la gente que el porvenir, mucho más importante que lo que se vivió ayer", concluyó.