• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Mujer corta garganta a bebé con sierra eléctrica en EE UU

La mujer de 52 años, pariente de la niña, utilizó una sierra circular para cortarle la garganta porque al parecer no paraba de llorar, informó a la prensa un funcionario policial

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una niña de nueve meses fue asesinada por una pariente que le cortó la garganta con una sierra circular, dijo el lunes un funcionario policial de Chicago enterado de la investigación.

Los agentes encontraron el cadáver de la bebé en una casa a la que acudieron después de que recibieran un aviso el lunes en la mañana en el sector oeste de la ciudad.

El funcionario policial confirmó a la prensa que una mujer de 52 años, pariente de la niña, utilizó una sierra circular para cortarle la garganta al parecer porque no paraba de llorar. El funcionario solicitó el anonimato porque no se había efectuado la autopsia oficial.

La mujer estaba detenida en un hospital donde la atendían de heridas que se había causado, agregó. Según versiones periodísticas, la mujer era abuela de la niña.

La policía dijo que la bebé y la mujer fueron encontradas por otro miembro de la familia.

El Departamento de Servicios Infantiles y Familiares de Illinois dijo que la agencia no había tenido comunicación previa con la familia. Las autoridades dijeron que no había otros niños en la vivienda cuando ocurrió el incidente.

Ben Llamas trabaja con el padre de la niña y lo llevó en carro a la vivienda. Llamas dijo al periódico Chicago Tribune que el padre estaba alterado emocionalmente y no quiso hablar.

Llamas dijo que su amigo se había mudado a esa casa hace un año con una mujer. La pareja tenía un hijo joven.

"Al principio él era renuente pero cuando llegó la bebé se enamoró de ella", dijo llamas. "Nos enseñaba retratos de la bebé todos los días".

Vecinos afirman que varias personas vivían en la casa donde fue encontrado el cadáver de la niña.

"Eran buenas personas", dijo Francisco Arreola al periódico Chicago Tribune. "Siempre los veía y estaban muy felices. Nunca escuché que riñeran ni nada".