• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Mujer hallada muerta en un aeropuerto de Turquía era periodista de la BBC

La británica apareció  colgada en los servicios higiénicos del aeropuerto internacional de Estambul Ataturk | Foto: El Comercio

La británica apareció colgada en los servicios higiénicos del aeropuerto internacional de Estambul Ataturk | Foto: El Comercio

La muejr de 50 años fue hallada sin vida poco después de haber perdido una conexión aérea que debía  llevarla a Irbil, al norte de Iraq

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La británica de 50 años que apareció muerta el domingo colgada en los servicios higiénicos del aeropuerto internacional de Estambul Ataturk, en Turquía, ha sido identificada hoy por los medios del Reino Unido como la ex periodista de la BBC Jacky Sutton.

Sutton, que fue hallada sin vida poco después de haber perdido una conexión aérea que debía haberla llevado a Irbil, al norte de Iraq, había llegado a Estambul, Turquía, en un vuelo de la aerolínea Turkish Airlines procedente de Londres.

Según señala hoy el diario británico The Guardian, pese a que los medios de Turquía han hablado de la posibilidad de que la muerte de Sutton haya sido un suicidio, los colegas de la británica consideran poco probable esa posibilidad y han pedido que se abra una investigación sobre las circunstancias de su muerte.

Sutton, que hablaba cinco idiomas, entre ellos el árabe, trabajaba como directora para Iraq en funciones del "Institute of War and Peace Reporting" (Instituto de coberturas informativas de guerra y paz), con sede en Londres, que respalda el periodismo local en países afectados por conflictos y crisis.

The Guardian resalta que la persona que ocupaba anteriormente ese mismo cargo, Ammar Al Shahbander, fue asesinada en un atentado con coche bomba en Bagdad el pasado 2 de mayo.

Tras haber perdido el avión en el aeropuerto de Turquía, la mujer preguntó a los empleados del aeropuerto acerca de una solución alternativa, ante lo que estos le indicaron que debería comprar un nuevo pasaje, pues la compañía no era responsable de la pérdida del vuelo.

Después de explicar que no disponía de dinero y de llorar brevemente ante el mostrador de atención al cliente, según los medios de Turquía, la pasajera se dirigió a los servicios, donde posteriormente aparecería colgada de los cordones de los zapatos de un gancho, en la puerta de uno de los aseos.