• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Mugabe libera a 2.000 presos para aliviar las hacinadas cárceles de Zimbabue

Mugabe es investido presidente de Zimbabue por séptima vez | AFP

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe | AFP

Entre los presos, que serán liberados hoy, no se incluirá a quienes cumplan condena por "asesinato, traición, violación o cualquier delito sexual"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, ha ordenado liberar a 2.000 presos, en su mayoría mujeres y jóvenes, para reducir el hacinamiento en las cárceles del país, donde más de cien personas murieron de hambre y por enfermedades el pasado año.

Entre los presos, que serán liberados hoy, no se incluirá a quienes cumplan condena por "asesinato, traición, violación o cualquier delito sexual", manifestó hoy el vicecomisario de prisiones zimbabuense, Agrey Machingauta.

"Instamos a la nación a aceptar a los liberados, a darles una segunda oportunidad. No queremos que sean estigmatizados", afirmó Machingauta en declaraciones al diario gubernamental "Herald".

Las 42 cárceles de Zimbabue tienen capacidad para albergar a 17.000 presos, número que había aumentado a 18.980 hasta el pasado viernes, según cifras oficiales.

El grupo activista Abogados de Zimbabue por los Derechos Humanos (ZLHR, en sus siglas inglesas) denunció el pasado diciembre que las cárceles del país se habían convertido en "trampas mortales" después de que el Gobierno redujera las raciones de comida por la falta de fondos.

Para paliar la situación, el Ministerio de Justicia zimbabuense solicitó 1,2 millones de dólares para pagar las raciones a los presos, si bien finalmente solo recibió 300.000 dólares.

Así, en diciembre de 2013 eran ya un centenar los presos que habían muerto de hambre y por enfermedades.

En su orden de "clemencia", Mugabe concede la amnistía de las penas para las mujeres presas, independientemente del delito cometido, salvo por las condenadas a cadena perpetua y a pena de muerte, precisó Machingauta.

Todas las mujeres reas, excepto tres en la prisión de máxima seguridad de Chikurubi, en las afueras de Harare, serán liberadas tras la publicación de la orden.

También serán puestos en libertad todos los encarcelados menores de 18 años y los enfermos terminales, que no podrán sobrevivir el tiempo que les queda de condena.

La mortalidad penitenciaria más elevada de los últimos años se registró en 2009, cuando unos 1.000 presos murieron en los primeros cuatro meses del año en el país surafricano.

El Gobierno de Zimbabue sufre de falta de liquidez tras años de crisis económica, que según la oposición ha sido alimentada por las polémicas políticas económicas del presidente del país y su partido, ZANU-PF, que han ahuyentado a inversores y compañías extranjeras.

Entre ellas destaca el programa de "indigenización", una apropiación -a veces sin compensación- de tierras y empresas de propietarios blancos por parte de los negros.