• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Muerte de un niño en Berlín por sarampión reabre el debate sobre las vacunas

Foto vía: El Financiero

Foto vía: El Financiero

Desde principios de enero en la capital alemana hay contabilizados cerca de 450 infectados por la enfermedad, cifra que sobrepasa la de todo el año pasado en el conjunto del país 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La muerte de un niño de año y medio de sarampión en Berlín, ciudad que padece un virulento brote de esta enfermedad con centenares de casos en los últimos dos meses, reabrió hoy en Alemania el debate sobre la necesidad de implantar la vacunación obligatoria.

La discusión está vigente desde hace semanas en Estados Unidos tras detectarse un brote en diversos estados con origen en el parque Disney de California, pero las cifras de Berlín superan ya las registradas al otro lado del Atlántico.

Desde principios de enero en la capital alemana hay contabilizados cerca de 450 infectados por sarampión, cifra que sobrepasa la de todo el año pasado en el conjunto del país.

El ministro de sanidad de la ciudad-estado, Mario Czaja, informó hoy de la primera víctima mortal, un niño de año y medio que falleció el pasado 18 de febrero en el hospital en el que estaba ingresado.

No dio datos del posible origen del contagio, pero sí señaló que el pequeño, que no estaba vacunado, no padecía ninguna enfermedad crónica.

El caso, advirtió Czaja, muestra que se trata de una enfermedad grave, ya que debilita el sistema inmunológico y puede generar importantes complicaciones.

Aunque más de 90 % de los niños en Berlín están vacunados, muchos adultos, sobre todo nacidos tras 1970, no han recibido el tratamiento inmunológico, por lo que instó a todos a comprobarlo ante el brote que padece la capital, el mayor desde 2001.

Desde el pasado mes de octubre hasta el 23 de febrero las autoridades berlinesas han registrado 574 casos de sarampión y, según informaciones del diario berlinés Tagesspiegel, en 90 % de ellos se ha comprobado que el paciente no había sido vacunado.

La muerte del niño se sumó a la decisión del colegio de secundaria Carl-Zeiss de la capital, con más de 1.000 alumnos, de cerrar sus puertas hoy como medida de precaución después de detectarse un caso de sarampión presuntamente grave en uno de sus estudiantes.

El ministro alemán de Sanidad, Hermann Gröhe, tachó de "inaceptables" las lagunas existentes en la protección frente a la enfermedad y avanzó que la polémica vacunación obligatoria, aunque no está en la agenda, dejará de ser un "tabú" si las medidas previstas para extender la profilaxis no funcionan.

El Ministerio espera que surta efecto el proyecto de ley sobre medicina preventiva que establecerá la obligación de que los padres reciban asesoramiento sobre vacunas antes de que su niño sea admitido en una guardería.